_____________________________________________

lunes, 28 de junio de 2010

BASURA ESPACIAL Y CAMBIO CLIMATICO


Los efectos del cambio climático pueden verse en la mayor parte del planeta, pero un nuevo estudio revela que también está afectando al medio ambiente espacial.
La basura espacial ha aumentado casi un 20% durante el pasado año, con respecto a los niveles del año anterior. Actualmente orbitan cerca de 15.000 objetos alrededor de nuestro planeta. Desde cohetes y lanzadores hasta restos de estos aparatos, según el último informe trimestral de la Oficina del Programa de la NASA de Restos Orbitales (NASA Orbital Debris Program Office).
La "basura espacial" engloba a satélites activos o inactivos que han sido lanzados o bajados de sus órbitas para ser hundidos en el mar, cohetes espaciales antiguos y en funcionamiento, y demás objetos.
El aumento del nivel del mar, la desaparición de los glaciares y la floración anticipada de las flores son algunos de los efectos bien documentados del cambio climático. Ahora podemos añadir a esa lista el aumento de la chatarra espacial.
Las capas superiores de la atmósfera tienen un efecto de frenado sobre los satélites fuera de servicio y cohetes gastados, lo que a largo plazo causa que abandonen la órbita y se quemen.
Arrun Saunders y Hugh Lewis en la Universidad de Southampton en Reino Unido, estudiaron la órbita de 30 satélites en los últimos 40 años, y registraron un aumento gradual en el tiempo que permanecen en órbita. Ellos lo atribuyen al enfriamiento y la reducción de la densidad de la atmósfera superior debido al incremento de los niveles de dióxido de carbono.
Los investigadores calcularon que a una altitud de 300 kilómetros, la atmósfera reduce su densidad en un 5% cada década. "El menor frenado molecular significa que los desechos pueden permanecer en órbita hasta un 25 por ciento más de tiempo", dice Lewis.Esto eleva el riesgo de colisiones con satélites y hace que sea más peligroso lanzar una nave espacial. Las agencias espaciales podrían necesitar retirar de órbita el doble de la cantidad de desechos que planean, dicen los investigadores.
El año pasado, dos satélites chocaron y dejaron la órbita en la que se movían plagada de pequeños fragmentos que ahora plantean riesgos adicionales a las misiones espaciales.
Las agencias internacionales han llegado a un acuerdo para que los satélites fuera de servicio o las partes de cohetes desechadas sean retirados en un plazo de 25 años luego de que dejaron de funcionar.
La utilización de grandes superficies desplegables para aumentar la fuerza de arrastre sobre estos objetos, con el fin de que caigan a la Tierra más rápidamente, es una solución posible al problema de la chatarra espacial.
"CubeSail" es un nanosatélite de 3 kg y de 10 cm x 10cm x 30cm. Incorpora una hoja de polímero que está doblada durante el lanzamiento y que se despliega una vez en órbita.
El nanosatélite se trasladará en la órbita terrestre, yendo de polo a polo, a una altura de 700km, para poner a prueba sus sistemas y evaluar el principio de arrastre.
Si tiene éxito, "CubaSail" podría dar lugar a una empresa espacial similar a las que recolectan desperdicios aquí en la Tierra.
“Dado que nuestra civilización está configurada según las características del entorno planetario tal como lo conocemos un sistema relativamente estable a lo largo de la historia-, cualquier alteración repentina de los patrones globales tendría efectos perturbadores y potencialmente catastróficos sobre la civilización humana”. Al Gore
"End of transmission"

video

1 comentario:

  1. Me parece muy egoista este caso en concreto ya que es peligrosisimo.Y luego esta el canbio climatico que estamos destrozando nuestro planeta.
    Porque una persona sola puede tener muchas ideas,pero si no la apollan no puede hacer practicamente NADA por el egoismo de algunas personas que solo ven petroleo no ven FUTURO deveriamos protestar un poquito mas heeee no estar sentados todo el dia sin aportar nada

    ResponderEliminar