_____________________________________________

miércoles, 16 de junio de 2010

2011-ALERTA DE METEOROS

La NASA está evaluando el riesgo para las naves espaciales que plantea la próxima lluvia de meteoros 2011 Dracónidas ,una tormenta de siete horas de rocas pequeñas del espacio que tiene el potencial de dañar a las naves espaciales que orbitan la Tierra, como por ejemplo, la tripulación de la Estación Espacial Internacional y el Telescopio Espacial Hubble.

La evaluacion de riesgos de la lluvia de meteoros es más arte que ciencia en realidad, y se ha producido alguna variación en los niveles de intensidad prevista para las Dracónidas del 2011 por los meteorólogos de meteoroides. Pero los operadores de naves espaciales ya están siendo notificados a tomar la defensiva.

Los modelos de predicción de meteoros actuales proyectan un fuerte estallido de las Dracónidas, posiblemente una tormenta, el 8 de octubre de 2011, de acuerdo con William Cooke de la Oficina de Medio Ambiente de Meteoroides del Centro Marshall de la NASA en en Huntsville, Alabama.
Las Dracónidas supone algún riesgo, Cooke confirmó. Potencialmente, podría convertirse en el próximo evento importante en la órbita baja terrestre en lo que se refiere a los meteoritos, añadió.
Cooke y Danielle Moser de Stanley, Inc., también de Huntsville, presentó sus datos en Dracónidas Meteoroides 2010 - una conferencia internacional sobre los cuerpos menores del sistema solar en Mayo 24-28 celebrada en Breckenridge, Colorado. La conferencia fue patrocinada en parte por el Noroeste Research Associates / CoRADivision, de la NASA, Los Alamos National Laboratory y la Oficina de Investigación Naval.

El Centro de Vuelo Espacial Marshall de Meteoroides realizo un modelo basado en el radar y las observaciones ópticas de los últimas lluvias Dracónidas sugieren que la tasa máxima será de varios centenares por hora. Por qué la preocupación?
Cooke dijo que una fracción significativa de anomalías en las naves espaciales producidas por lluvia de meteoroides son causadas por descargas electrostáticas cuando el meteoroide choca con el satélite.
Y mientras los problemas eléctricos no fueron reportados durante los fuertes estallidos de las Dracónidas de 1985 y 1998, dijo que la falta de anomalías pasadas no deben ser tomadas como carta blanca para los operadores de satélites ni tampoco ignorar en 2011.


"Ya estamos trabajando con programas de la NASA para hacer frente a los riesgos en las naves", dijo Cooke. La Estacion Espacial Internacional está fuertemente blindada contra los desechos orbitales. Sin embargo, la lluvia de Dracónidas aparecerá sobre la Tierra por lo que debemos prevenir a los tripulantes.
No tengo ninguna preocupación sobre la estación espacial. Incluso si el Dracónidas fueran una escala de tormenta de meteoros, quiero estar seguro de que el programa de la estación espacial tomara las medidas adecuadas para mitigar el riesgo", dijo Cooke.

El paso más radical sería la de reorientar la estación espacial, dijo Cooke.
"Pero, francamente, dado el nivel de flujo, no creo que ellos van a tener que hacer eso", agregó. Una medida que la estación espacial podría hacer, agregó, es no llevar a cabo caminatas espaciales durante la lluvia.
Para el Telescopio Espacial Hubble , si sus gestores consideran que el riesgo es lo suficientemente alto, apuntará el Observatorio a distancia de las radiantes Dracónidas - el punto desde el cual la lluvia parece emanar.
"Cada vez que tome una estrategia de mitigación, como cambiar la actitud de una nave espacial o de apagar la fuente de alta tensión, para que no incurra en el riesgo también", dijo Cooke.


A principios de 2011, Cooke dijo que él hará la revisión de su predicción de las Dracónidas - también haciendo uso de los datos de otros analistas en todo el mundo - que se dará a conocer a los operadores de naves espaciales.
"Debido a que ahora se puede predecir, tenemos una manera de decirlo. Si usted es golpeado por un meteoro esporádico, es un acto de la naturaleza. Si usted es golpeado por una lluvia de meteoritos, es un acto de negligencia", dijo Cooke.


Esta lluvia esta producida por el cometa 21P/Giacobini-Zinner que jamas habría llamado la atención si no fuera por la lluvia de meteoros que produce.

"¿Qué puede haber de imprevisto para el que nada ha previsto?" Paul Ambroise Valery


"End of transmission"





video

No hay comentarios:

Publicar un comentario