_____________________________________________

lunes, 30 de mayo de 2011

VELOCIDAD DE LA LUZ: LIMITE PARA LOS SUEÑOS


Tanto las ondas de la radio, como las de la television o el movil, hasta la luz "visible", que podemos ver con los ojos, o los rayos X, son exactamente el mismo fenomeno, todas ellas son lo que se denomina ondas electromagneticas.

Pero a pesar de estas diferencias, por tener todas estas ondas la misma naturaleza, tienen varias cosas en comun, en especial que pueden viajar sin que haya ningun medio, es decir, pueden propagarse por el vacio (gracias a lo que podemos ver la luz de las estrellas, ya que por ejemplo ondas materiales, como el sonido, necesitan de un medio para propagarse, debido a que el sonido es basicamente el movimiento de las moleculas que hay en el medio), pero tambien el que todas ellas viajan a la misma velocidad, la velocidad de la luz: 300:000 km/s.

Y debido a esta segunda propiedad obtenemos que estas necesitan su tiempo para llegar de un punto a otro, lo cual es relevante cuando estamos hablando de distancias muy grandes, ya que al tener una velocidad tan grande a distancias cortas ni se aprecia.
Por ejemplo, una onda que mandasemos a la Luna tardara poco mas de un segundo en llegar a ella, pero este tiempo aumenta a unos 7 minutos para llegar al Sol, o 20 minutos para llegar a Marte, y varios años para las estrellas mas cercanas.

Ahora, como hemos visto esto es extrapolable a las ondas de radio que emiten nuestras radios o televisores. . . por lo que si sabemos cuando se emitio una transmision en concreto, podemos conocer a que estrellas (o distancia) esta llegando actualmente.
Por supuesto, estamos olvidandonos que la
potencia de dicha transmision decaera con la distancia, por lo que a partir de una cierta distancia esta señal sera tan debil que no se podra detectar.

En mi anterior articulo habia escrito sobre ondas que superaban la velocidad de la luz, actualizo ahora el informe a saber:
Datos observacionales de nueve púlsares, incluyendo el púlsar del Cangrejo, sugieren que las estrellas de neutrones de giro rápido emiten el equivalente electromagnético de un estallido sónico, y un modelo creado para comprender este fenómeno muestra que la fuente de las emisiones podría estar viajando más rápido que la luz.

Los investigadores dicen que cuando las corrientes de polarización de estas emisiones son lanzadas con un mecanismo similar a un sincrotrón, las fuentes podrían viajar a seis veces la velocidad de la luz, ó 1,8 millones de km por segundo. No obstante, aunque la fuente de la radiación supere la velocidad de la luz, la radiación emitida viaja a la velocidad normal de la luz una vez que abandona la fuente. “Esto no es ciencia-ficción, y no se viola ninguna ley de la física en este modelo”, dijo John Singleton del Laboratorio Nacional Los Álamos en una rueda de prensa en la reunión de la Sociedad Astronómica Americana en Washington, DC. “Y no se viola la Teoría de la Relatividad Especial de Einstein”.

Este modelo, conocido como modelo de púlsares supralumínicos, fue descrito por Singleton y su colega Andrea Schmidt como la solución a muchas de las cuestiones sin resolver en los púlsares. “Podemos tener en cuenta un número de probabilidades en este modelo”, dijo Singleton, “y hay una enorme cantidad de datos observacionales disponibles, por lo que hay muchas oportunidades de verificarlo”.

Los púlsares emiten cortos estallidos de ondas de radio sorprendentemente regulares. En las emisiones de los pulsos, las corrientes de polarización circulantes se mueven en una órbita circular, y su radiación emitida es análoga a las instalaciones de sincrotrones electrónicas usadas para producir radiación desde el infrarrojo lejano a los rayos-X para experimentos en biología y otros temas. En otras palabras, el púlsar es una fuente de radiación con un ancho de banda muy amplio.

No obstante, dijo Singleton, el hecho de que la fuente se mueva más rápido que la velocidad de la luz da como resultado un flujo que oscila como una función de frecuencia. “A pesar de la gran velocidad de la propia corriente de polarización, los pequeños desplazamientos de las partículas cargadas que la forman indican que sus velocidades se mantienen por debajo de la de la luz”, comentó.

Estas corrientes de polarización supralumínicas son perturbaciones en la atmósfera de plasma del púlsar en la cual partículas con cargas opuestas se ven mínimamente desplazadas en sentidos opuestos; son inducidas por el campo magnético giratorio de la estrella de neutrones. Esto crea el equivalente electromagnético del estallido sónico de un avión supersónico que acelera. De la misma foma que puede oirse perfectamente el “estallido” muy lejos de la nave, las señales análogas del púlsar siguen siendo intensas a lo largo de grandes distancias.

Ya en la década de 1980, el Premio Nobel Vitaly Ginzburg y sus colegas demostraron que tales corrientes de polarización más rápidas que la luz actuarían como fuentes de radiación electromagnética. Desde entonces, la teoría ha sido desarrollada por Houshang Ardavan de la Universidad de Cambridge en el Reino Unido, y varias demostraciones en tierra de dicho principio han sido llevadas a cabo en el Reino Unido, Rusia y los Estados Unidos. Hasta el momento, se ha demostrado que las corrientes de polarización que viajan a seis veces la velocidad de la luz emiten estallidos muy focalizados de radiación en los experimentos en tierra.

Aunque la presentación de Singleton y Schmidt fue muy técnica, según reconocieron estaba por encima de gran parte de los asistentes (y la audiencia on-line), los investigadores de LANL dijeron que el modelo supralumínico encaja con los datos del púlsar del Cangrejo y con otros ocho púlsares, extendiendo las frecuencias electromagnéticas desde radio a rayos-X. En cada caso, el modelo supralumínico tuvo en cuenta todo el conjunto de datos a lo largo de 16 órdenes de magnitud de frecuencia con básicamente sólo dos parámetros ajustables. En contraste con anteriores intentos, donde se han usado varios disparatados modelos para encajar los rangos de frecuencias pequeñas de los espectros del púlsar, dijo Schmidt que sólo un proceso de emisión pueden tener en cuenta todo el espectro del púlsar.

Por lo tanto, el principio de causalidad y el limite de la velocidad de la luz sigue siendo un limite para los sueños de enviar un mensaje a nuestro pasado, y ver si el mismo mensaje afecta nuestra dimension actual. La conclusión a la que llegamos, es que si no varía la velocidad de la luz, variando el espacio, lo que varia es el tiempo. Aparece el tiempo, ya no como una variable absoluta, sino relativa al observador y a su velocidad.

"El pasado es lo que recuerdas, lo que imaginas recordar, lo que te convences en recordar, o lo que pretendes recordar". Harold Pinter

"End of transmission"






video

viernes, 20 de mayo de 2011

ONDAS MAS RAPIDAS QUE LA LUZ

Einstein predijo que las partículas y la información no pueden viajar más rápido que la velocidad de la luz, pero el fenómeno de las ondas de radio son una historia diferente, dice John Singleton, quien trabaja en el Laboratorio Nacional de Los Alamos. La polarización sincotrón combina las ondas con un rápido campo magnético giratorio y su resultado puede explicar el porque los pulsares (estrellas giratorias super densas que son una sub-clase de estrellas de neutrones) emiten tales poderosas señales, un fenómeno que tienen confundidos a muchos científicos.

Singleton dijo que la polarización sincotrón básicamente abusa de las ondas de radio tan severamente que finalmente ceden y viajan más rápido que la luz. Esto es probablemente lo que ocurre con los púlsares, también. “Los púlsares son estrellas de neutrón de rotación rápida que emiten ondas de radio en pulsos, pero lo que no sabemos es porque estos púlsares son tan brillantes o porque viajan tan largas distancias”, dice Singleton. “Lo que pensamos es que estos transmiten de la misma forma que lo hacen nuestras maquinas”.

El dispositivo consiste de un arco de alúmina levemente curvo de 2 metros de largo (un material dieléctrico), con una serie de electrodos encajados en intervalos regulares sobre su largo. Aplicando un voltaje sinusoidal cruzando cada electrodo y reemplazando la fase del el voltaje muy levemente de un electrodo al siguiente genera un patrón de polarización variable sinusoidal que se mueve junto con el dispositivo. Al ajustar cuidadosamente la frecuencia del voltaje y la fase de reemplazo los investigadores dicen que hacen que la onda viaje a una mayor velocidad que la luz. Sin embargo, no hay una cantidad de carga física que viaje más rápido que la luz.

Y más allá de explicar lo que ha sido un poco misterioso para la comunidad científica, el descubrimiento de Singleton puede tener un impacto tecnológico muy amplio en áreas tales como las comunicaciones, dice él. “Ya que nadie realmente pensó en cosas que puedan viajar más rápidas que la luz, este es un campo tecnológico muy amplio” agregó Singleton.

Un uso posible de los ondas de radio más rápidas – las cuales son empacadas en ondas muy poderosas del tamaño de una punta de lapiz – puede ser la creación de una nueva generación de celulares que se comunican directamente a los satélites, en vez de transmitir por torres de transmisión como se hace actualmente. Aquellos teléfonos habrían tenido un servicio más confiable y también sería más dificil para interceptar por hackers, dijo Singleton.

Ahora pensemos para futuro, si las ondas de radio pueden viajar mas rapido que la luz y pueden llevar informacion, tambien pueden viajar al pasado con esa informacion ?
Es una pregunta que me hago desde hace tiempo, volvere en estos dias con una idea.

"La velocidad del tiempo es infinita."

"End of transmission"



video

lunes, 16 de mayo de 2011

SISTEMA DE DEFENSA CONTRA ASTEROIDES

Puede que sólo ocurra una vez cada 100.000 años, pero un grupo de científicos británicos pretende que se tomen de inmediato medidas para evitar que la Tierra sea blanco de un asteroide de grandes proporciones.
La Fuerza de Tareas para Objetos Cercanos a la Tierra, creada por el ministro de ciencias británico, Lord Sainsbury, ha elaborado un informe en el que señala que la amenaza de que un asteroide choque contra la Tierra es real y exige al gobierno que haga algo al respecto.
El informe, reclama un esfuerzo internacional para el desarrollo de un sistema de alerta temprana con la colaboración de los telescopios británicos.

El profesor Mark Bailey, del observatorio de Armagh, en Irlanda del Norte, dijo que las consecuencias del choque de un asteroide de más de un kilómetro serían devastadoras.
"Algo así causaría una catástrofe global sin importar dónde sea golpeada la Tierra, ya que provocaría cambios climáticos y una interrupción inmediata del suministro de alimentos, lo que a su vez causaría probablemente la muerte de más de un cuarto de la población del planeta", indicó a la radio BBC.
Se pidió una inversión de 98 millones de dólares en los próximos 10 años en tecnología de seguimiento de asteroides que pasan cerca de la Tierra.
Esta medida permitiría anticiparse entre 5, 10 e incluso 100 años a un posible choque, y daría la posibilidad de desviar los cuerpos celestes "mediante un cohete o un impacto nuclear". El leve desvío de su trayectoria podría alejar a los asteroides hasta unos 8000 kilómetros de la órbita de la Tierra. Los expertos consideran que hasta unos 10.000 asteroides del tamaño de estadios de fútbol alcanzan la Tierra cada año, pero en su mayor parte pasan inadvertidos.
El ministro Sainsbury dijo que el informe "establece de manera clara y firme la naturaleza del riesgo y sugiere el tipo de medidas internacionales de las que debemos formar parte". Agregó que el informe recomendaba la creación de un centro británico de defensa contra asteroides.
El ministro señaló, sin embargo, que "este es claramente un tema internacional sobre el que la comunidad internacional debería unificar criterios".

La agencia espacial estadounidense NASA ya monitorea el espacio en busca de objetos mayores de un kilómetro de diámetro y el congreso norteamericano quiere que detecte al menos el 90 por ciento de los objetos de ese tamaño que se acerquen a la Tierra en un período de 10 años.

El asteroide 2002 NT7 ha saltado a los medios de comunicación como un posible aniquilador de la civilización humana en un corto plazo de tiempo. Algunos científicos predicen una visita, que podría acabar en impacto, para el año 2019. Sensacionalismos aparte, NT7 sólo tiene remotas posibilidades de chocar contra nosotros en dicha fecha.

Una predicción más clara y precisa sólo podrá obtenerse mediante un conocimiento exacto de la órbita del objeto. En la actualidad, estamos lejos de disponer de la información necesaria, pero ello se resolverá poco a poco en el transcurso de los próximos días y semanas. Como dicen los científicos de la NASA, si no se vuelve a hablar pronto del tema, deberemos dejar de temerlo, puesto que estaremos sólo ante un paso cercano más de un asteroide.

Pero ello no quiere decir que debamos subestimar a 2002 NT7. Es un cuerpo relativamente grande. Por su brillo podemos otorgarle un diámetro de unos 2 km, y el hecho de que avance a unos 28 km/s lo hace ciertamente peligroso en caso de choque.
En estos momentos podemos decir que se trata de un asteroide de la familia Apolo, y que su tamaño lo hace fácilmente observable. Su visibilidad continuará siendo buena durante los dos próximos meses. En este tiempo esperamos obtener suficientes puntos de posición como para definir perfectamente su órbita, con lo que será posible calcular si ésta interceptará o no la Tierra en 2019.
Ahora mismo, se le otorga un nivel de riesgo 0 en la escala de Palermo, es decir, la probabilidad de que impacte contra nuestro planeta es bajísima (1 entre 100.000, según el experto del IAC Mark Kidger). Pero el hecho de que esta probabilidad no sea cero aconseja continuar su seguimiento.
Lo más probable es que la definición exacta de su órbita determine un paso cercano a una distancia incluso superior a la de la Luna. Ya se conocen, de hecho, otros cuerpos, como el 1950 DA, con mayores probabilidades de impacto (aunque dentro de varios centenares de años). Sin embargo, NT7 llegará mucho antes (1 de febrero de 2019), y además tiene un tamaño considerable, con lo que el daño que podría hacer es muy grande. Por eso merece nuestra atención.
El asteroide fue descubierto el 9 de julio del 2002, por el equipo del programa LINEAR. Sus integrantes afirman que la órbita de NT7 está muy inclinada respecto a la de la Tierra alrededor del Sol. Cuando la conozcamos mejor probablemente detectaremos su presencia en fotografías de archivo previas a su actual hallazgo.

"Si supiera que el mundo se ha de acabar mañana, yo hoy aún plantaría un árbol." Martin Luther King, Jr.

"End of transmission"



video

jueves, 5 de mayo de 2011

EINSTEIN ESTABA EN LO CIERTO

La fuerza de gravedad de los grandes cuerpos del Universo distorsionan el tiempo y el espacio, dijeron científicos el Miércoles luego de que una sonda de la NASA confirmara dos elementos fundamentales de la teoría general de la relatividad de Albert Einstein.
“Einstein sobrevive”, sonrió Francis Everitt, físico de la Universidad de Stanford y principal investigador del satélite Gravity Probe B (GP-B), uno de los proyectos en curso más antiguos de la agencia espacial estadounidense.
La preparación del experimento de física llevó más de cuatro décadas y fue lanzado finalmente en 2004.

“En el Universo de Einstein, el tiempo y el espacio son deformados por la gravedad. La Tierra distorsiona ligeramente el espacio a su alrededor, debido a su gravedad”, dijo, explicando la teoría que divisó el físico alemán hace casi 100 años, mucho antes de que existiera la tecnología necesaria para contrastarla.
“Imaginen que la Tierra estuviera sumergida en miel. A medida que el planeta rote, la miel a su alrededor se arremolinaría. Ocurre lo mismo con el tiempo y el espacio”, detalló Everitt.

La sonda “GP-B confirmó dos de las más importantes predicciones del Universo de Einstein, con implicaciones de largo alcance para toda la investigación astrofísica”, dijo, profetizando que la misión “dejará un duradero legado en la Tierra y en el espacio”.
El satélite llevaba cuatro giroscopios avanzados para medir el efecto geodésico, es decir la curvatura del espacio y el tiempo en torno a un cuerpo gravitacional, y el “frame-dragging” o fricción del marco de referencia, es decir cuánto espacio-tiempo arrastra consigo un objeto al rotar.

Si “los giroscopios hubieran apuntado en la misma dirección siempre que estuvieran en órbita” la teoría de Einstein habría sido refutada, dijo la NASA en un comunicado.
“Pero como confirmación de la teoría general de la relatividad de Einstein, los giroscopios experimentaron cambios mensurables en la dirección de su giro a medida que eran atraídos por la gravedad de la Tierra”.
Las mediciones de la sonda se acercan notoriamente a las proyecciones de Einstein, según los hallazgos publicados en la revista científica Physical Review Letters.

El satélite, que concluyó el año pasado su misión de acopio de datos, fue ideado por primera vez en 1959. Leonard Schiff, jefe del departamento de física de Stanford, y George Pugh del Departamento de Defensa, soñaban con un satélite que orbitara la Tierra y pusiera a prueba la teoría de Einstein.
Everitt se unió al proyecto en 1962 y le siguió la propia NASA en 1963.
“Hace 41 años, se lanzó el satélite a una órbita de más de 600 km sobre la Tierra”, dijo la NASA.

Las tecnologías creadas para desarrollar la sonda gravitacional fueron usadas luego para elaborar los sistemas de posicionamiento global (GPS) y el cálculo de la radiación de fondo del Universo.
“Ese cálculo es la base de la teoría del Big Bang y dio lugar al premio Nobel para John Mather, de la NASA”, recordó la agencia espacial.
Cientos de estudiantes universitarios y decenas de estudiantes de secundaria trabajaron en el proyecto, incluyendo nombres célebres como Sally Ride, quien fue la primera astronauta mujer que viajó al espacio, y el premio Nobel Eric Cornell.

"Cuando examino mis métodos de pensamiento, llego a la conclusión de que el don de la fantasía me ha significado más que mi talento para absorber el conocimiento positivo". Albert Einstein


"End of transmission"



video