_____________________________________________

viernes, 29 de julio de 2011

ONDAS DE SURF EN EL SOL

Y siguiendo con el Sol, ya que estamos ingresando a los dos años mas activos de este ciclo ( lamentablemente no sabemos cuando sera el pico de las famosas tormentas solares ), y gracias al telescopio espacial SDO (Solar Dynamics Observatory) científicos han descubierto olas con idéntica forma que las que deleitan a los surfistas, moviéndose a través de la atmósfera del Sol, la llamada corona solar. Estas olas ofrecen pistas sobre cómo se mueve la energía en el astro y podría ayudar a resolver un misterio permanente: por qué la corona es miles de veces más caliente de lo esperado.

"Una de las principales preguntas sobre la corona solar es el mecanismo de calentamiento", explica el físico solar de León Ofman, del NASA Goddard Space Flight Center. "La corona es más de mil veces más caliente que la superficie visible del sol, pero no se comprende bien el mecanismo que calienta hacia arriba. Se ha sugerido que las ondas podrían causar turbulencias que causan esa calefacción, pero ahora tenemos evidencia directa de la existencia de ondas de Kelvin-Helmholtz", añade.

Que haya ondas "surfistas" en el sol no es necesariamente una sorpresa, ya que aparecen en otros lugares de la naturaleza como, por ejemplo, las nubes en la Tierra o entre las bandas de Saturno. Pero observando en la gigantesca superficie del sol no es fácil ver físicamente detalles como este. Solamente la resolución disponible con SDO lo ha hecho posible. "Las olas que vemos en estas imágenes son muy pequeñas", dice Thompson, quien además de ser co-autor de este trabajo es científico adjunto del proyecto SDO. "Son sólo del tamaño de los Estados Unidos", dice riendo.

La inestabilidad de Kelvin-Helmholtz se produce cuando dos líquidos de diferentes densidades de flujo o velocidades diferentes interactúan. En el caso de las olas del mar, es el agua densa y el aire más ligero. A medida que el flujo de uno incide sobre otro, pequeñas ondas pueden amplificarse con rapidez y dar lugar a las olas gigantes amadas por los surfistas. En el caso de la atmósfera solar, formada por un gas muy caliente y cargado eléctricamente llamado plasma, los flujos provienen de la extensión de una erupción procedente de la superficie del sol a su paso por el plasma que no está en erupción. La diferencia en las velocidades de flujo y densidad a través de esta frontera genera la inestabilidad que produce las olas.

Para confirmar esta descripción, el equipo desarrolló un modelo de ordenador para ver lo que ocurre en la región. Su modelo muestra que estas condiciones de hecho podrían dar lugar a olas gigantes surf rodando por la corona. Ofman dice que a pesar del hecho de que la inestabilidad de Kelvin-Helmholtz se ha visto en otros lugares, no había garantía de que se produjera en la corona solar, porque está impregnada de campos magnéticos. "Yo no estaba seguro de que esta inestabilidad pudiera evolucionar en el sol, ya que los campos magnéticos pueden tener un efecto estabilizador", dice. "Ahora sabemos que esta inestabilidad puede aparecer a pesar de que el plasma solar está magnetizado."

Los científicos creen que la fricción creada por la turbulencia - el balanceo de este material sobre y alrededor de sí mismo - podría ayudar a sumar la energía de calefacción para la corona. Ofman y sus colegas descubrieron las ondas en imágenes tomadas el 8 de abril de 2010. Los resultados de la investigación se publican ahora en The Astrophysical Journal Letters.


"Cuando uno surfea una ola, cesa el pensamiento normal y eres pura atención, "eres uno con la ola". Y ¿qué es eso, sino contactar con el universo? Te conviertes en una parte mas de La Mente Cósmica que lo dirige todo".





"End of transmission"





video

jueves, 28 de julio de 2011

ONDAS ALFVEN EN EL SOL


Los físicos solares propusieron la existencia de unas ondas de plasma magnético potente llamado ondas Alfvén hace muchos años, pero hasta la fecha no lograron realmente probar su formación. Ahora, un nuevo estudio identifica las formaciones con gran precisión.
El trabajo representa la primera vez que las potentes olas se encuentran en la corona solar, dicen los expertos. Agregan que se observó que el gas sobrecalentado llamado plasma dentro de estas estructuras se mueve a velocidades de más de 200-250 kilómetros por segundo.

Las investigaciones realizadas por el profesor Marcel Goossens del Centro para la Astrofísica del Plasma de Katholieke Universiteit Leuven (K.U.Leuven) emplearon el Observatorio de Dinámica Solar (SDO) de la NASA para llevar a cabo la nueva investigación.
Dada su velocidad, estas ondas podrían cubrir la distancia entre Lovaina (Flandes, Bélgica) y Nueva York en aproximadamente 30 segundos. La razón de por qué esto es importante es que el entendimiento de que estas ondas pueden borrar una serie de misterios que aún rodean la corona solar.

Por ejemplo, los físicos aún no saben con certeza por qué la corona es mucho más caliente que la superficie del Sol. Al mismo tiempo, sus modelos no pueden explicar realmente la muy alta velocidad de los vientos solares.
Las ondas Alfvén pueden compararse a las ondas transversales de los cables tensos, explica Goossens. "Uno puede imaginarse que las líneas de campo magnético son hilos tensos cargados con masa (plasma)", dice él a continuación.
"Si el cable se queda sin equilibrio y luego vuelve a obtenerlo, se crea un efecto de catapulta, el cable se moverá hacía atrás y hacia adelante por el poder de la tensión", explica el experto.

"Este movimiento lateral (transversal) corre a lo largo del cable como una onda. Estas ondas transversales se denominan ondas Alfvén cuando ocurren en las líneas de campo magnético cargadas con plasma", añade.
Las ondas son nombradas según el científico sueco Hannes Alfvén, quien propuso su existencia en 1942. No hubo ningún tipo de pruebas, ni tecnologías para obtenerlos disponibles en ese momento, por lo que todo el trabajo tuvo que hacerse teóricamente.
Aunque al principio la comunidad científica internacional fue renuente a aceptar el descubrimiento, más tarde reconoció la gran importancia del trabajo de Alfvén. El experto ganó un premio Nobel en 1970, en reconocimiento de sus estudios.

En la revista científica Nature aparecen los detalles de los nuevos descubrimientos acerca de la corona solar. La conclusión principal del trabajo es que las ondas Alfvén se mueven lo suficientemente rápido para calentar la corona y acelerar los vientos solares hasta llegar a sus velocidades observadas.

"No hay nada nuevo bajo el sol, pero cuantas cosas viejas hay que no conocemos". Ambrose Bierce


"End of transmission"



video

martes, 26 de julio de 2011

CUANDO LOS UNIVERSOS COLISIONAN



Algunos cosmólogos sugieren que podría haber una forma de discernir la existencia de otro universo, si es que colisionó con el nuestro. Tal impacto podría dejar su marca en el fondo cósmico de microondas (CMB), nuestra primera instantánea del universo.

“Creo que es una idea realmente fascinante”, dice Max Tegmark, cosmólogo del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Cambridge, Estados Unidos. “Aunque se han estado acumulando pruebas de que podrían existir universos paralelos, creo que existe un sentimiento de resignación que podrían seguir siendo sólo universos paralelos que nunca puedas tocar ni ver directamente. Y ahora, de pronto, aparece esta idea en el campo, que sugiere que no sólo sea posible verlos, sino incluso que ya podríamos haberlos visto, impresos en el fondo cósmico de microondas”.



Dos grupos rivales, uno liderado por Anthony Aguirre de la Universidad de California en Santa Cruz, y otro por Matthew Kleban de la Universidad de Nueva York propusieron la posibilidad de observar estas colisiones utracósmicas. Cada grupo sugirió que las colisiones podrían ser visibles, aunque los detalles de cómo se vería la señal no estaban claros.

Sorprendentemente, la existencia de universos paralelos podría ser una consecuencia inevitable subyacente al nacimiento del universo. Los cosmólogos dicen que poco después del Big Bang, un breve periodo de expansión rápida conocido como “inflación” agrandó el universo en muchos órdenes de magnitud, como inflar una pequeña burbuja al tamaño de un globo aerostático.

La mayor parte de las predicciones teóricas comprobables de la inflación han sido confirmadas. “La inflación es una parte clave y de algún modo indispensable de nuestra actual comprensión de cómo se inició y evolucionó el universo”, dice Aguirre. Pero la teoría de la inflación cósmica, propuesta por el cosmólogo del MIT Alan Guth , implica que no sólo tuvo lugar una vez, en nuestra parte del cosmos, sino que sigue sucediendo, inflando otras zonas del cielo como burbujas en un vaso de cerveza.

Esta “inflación eterna” crea otros “universos burbuja” que probablemente tengan propiedades distintas al nuestro. En algunas burbujas, la fuerza electromagnética podría ser tan débil que no pueda mantener unidos a los átomos, o el índice de expansión podría ser tan rápido que las galaxias no puedan formarse.

La trascendencia de los múltiples universos de la inflación es difícil de abarcar incluso para los científicos. “La mayor parte de la gente ignoró cuidadosamente esto durante 20 años aproximadamente dado que no querían pensar en ello”, dice Aguirre. “Les gustaba pensar en la inflación como en este pequeño interludio… la gente que inventó la inflación seguía pensando en ella debido a que vieron que era importante”.

Los cosmólogos no están solos al proponer los múltiples universos. La Teoría de Cuerdas sugiere que nuestro universo contiene dimensiones extra —la mayor parte de las cuales están tan curvadas y son tan pequeñas que no podemos verlas— que subyacen a nuestro particular conjunto de leyes físicas. Muchos científicos se preguntaron por qué nuestra forma de curvar las dimensiones extra debería ser la única forma posible.

En la Teoría de Cuerdas, otro universo podría tener hasta 10 dimensiones espaciales, con siete de ellas curvadas. Los tipos y masas de las partículas fundamentales, así como las variedades y fuerza de las fuerzas fundamentales, podrían variar en un número incontable de formas.

Los teóricos de cuerdas predicen una inflación eterna que “creará grandes cantidades de distintos universos”, dice Aguirre, “o regiones donde se detiene la inflación, pero corresponderán, cada uno de ellos, a distintas formas en las que esas dimensiones extra se curven, y tendrán distintas propiedades para los universos que formen”.

Desde dentro, cada universo parece infinito. Pero, como la espuma de un desagüe lleno de agua enjabonada, estas burbujas podría chocar entre sí. Durante mucho tiempo los científicos pensaron que, aunque las colisiones ciertamente tienen lugar, las posibilidades de ver una serían muy bajas. O si vieras una, sería fatal. “La burbuja que viene hacia la nuestra entraría en nuestra burbuja y nos destruiría”, dice Aguirre. “Y dado que obviamente eso no ha sucedido, hay algo de razón”.

Con estas cosas en mente, Guth y dos colegas calcularon la probabilidad de ver una colisión de burbujas en nuestra región observable del universo – una minúscula parte de una burbuja. “Concluimos que la mayor parte de los observadores en los universos burbuja vive demasiado lejos de las regiones de colisión y no verán ninguna señal de las mismas”, dice el coautor Alex Vilenkin, de la Universidad Tufts en Medford, Massachusetts. Dicen que asumieron que las nuevas burbujas se forman a un índice muy lento, de tal forma que las “colisiones entre burbujas no son muy frecuentes”.

Aguirre y sus colaboradores tomaron otro punto de vista. “¿Por qué esas colisiones serían necesariamente tan devastadoras?”, se preguntó. Y, ¿qué pasaría si tuviese lugar una sutil colisión lo bastante cerca como para que pudieras verla?

En otro estudio, el equipo de Aguirre intentó imaginar qué aspecto tendrían las colisiones, y llegó a “un disco en el cielo”, el cual “podría ser infinitesimalmente pequeño en algunos casos, o el cielo entero en otros”.

Pero aún quedaba una cuestión sobre cuándo serían fatales las colisiones para el observador. “Y ¿cuándo podrían simplemente “rozar” la burbuja en la que está el observador, sin perturbarla demasiado, pero dejando algún tipo de señal?”, dice Aguirre, un indicador que alguien en la burbuja pudiera ver y decir, “Oh mira, ahí tenemos otro universo”.

Este es el escenario que propuso en un estudio con el investigador de posdoctorado Matthew Johnson del Instituto Tecnológico de California en Pasadena, que publicaron on-line en arXiv.org.
Encontraron que en muchos ejemplos una colisión no sería necesariamente faltal, sino que podría verse como una perturbación del fondo de microondas. Qué aspecto tendría, dice Aguirre, es algo que no han sido capaces de calcular. Pero si hubiese sólo una burbuja, o incluso si hubiese muchas, parecerían proceder principalmente de una dirección.
Imagina una única burbuja rebotando contra otra, la situación que el cosmólogo Kleban y sus colaboradores consideraron en su estudio publicado en Arxiv.org unos días antes de que Aguirre publicase el suyo. “Si estás dentro de una de ellas”, dice Kleban, “obviamente existe una dirección desde la que vino la burbuja, y verás algo especial en esa dirección”.

Extrañamente, tal anisotropía (una señal mayor de una dirección que de otra) sería la misma incluso si hubiese múltiples burbujas. Sólo en un escenario extremadamente improbable de que la Tierra ocupase exactamente el centro del cosmos sería posible que las burbujas impactasen igualmente desde todas las direcciones.

Otra forma de pensar en ello es que en este modelo de burbuja, el Big Bang empezó en un lugar concreto del espacio y el tiempo, dice el astrofísico teórico de la Universidad de Princeton David Spergel. “Si vivimos al norte y a la derecha de tal punto, en una dirección del cielo deberíamos ver más colisiones con otras burbujas que en el resto”.

Aquí es donde entra en juego el fondo cósmico de microondas. Esta radiación, dejada por el Big Bang, ha sido enfriada por la expansión del universo a aproximadamente 2,7 kelvin, o unos pocos grados Celsius por encima del cero absoluto (-273°C). Se ve infinitesimalmente más caliente o frío en ciertos puntos, correspondientes a las fluctuaciones en la densidad de los inicios del universo que llevaron a la agrupación de materia en galaxias. Hasta ahora, el patrón de los puntos ha parecido el mismo en todas las direcciones. Pero si las especulaciones de Aguirre y Kleban son correctas, el CMB tal vez se vería más frío en una dirección que en otras.

Sorprendentemente, las medidas del CMB más precisas hasta la fecha hechas por el satélite Sonda de Anisotropía de Microondas Wilkinson (WMAP) parecen apuntar exactamente a esto. “Existe un poco de anisotropía”, dice Kleban. “En particular, existe un gran punto frío en una dirección”, el cual hace que parezca que el cielo está rotando alrededor de un eje.

Esta anisotropía fue apodada como el “eje del mal” en un artículo en Physical Review Letters firmado por el investigador afincado en el Reino Unido João Magueijo del Imperial College en Londres y Kate Land, ahora en la Universidad de Oxford. Spergel, una de las investigadoras del equipo de WMAP, es escéptica.
Pero otra gente está buscando en cualquier caso. El astrónomo Lawrence Rudnick de la Universidad de Minnesota en Minneapolis anunció que él y su equipo, peinando datos del radiotelescopio VLA cerca de Socorro en Nuevo México, encontró un gigantesco vacío, de casi mil millones de años luz de diámetro. El vacío, centrado en el punto frío de WMAP, parece estar en su mayor parte vacío de galaxias o materia oscura.

Esto es lo que se esperaría encontrar si el punto frío fuese real. Tal anisotropía podría indicar una colisión de burbuja; o tal vez no.

Spergel defiende que los puntos más fríos y calientes del cielo en el CMB están dentro del plano de nuestra galaxia, lo cual, dice, “sugiere que realmente estamos viento variaciones a gran escala en las propiedades del polvo dentro de nuestra galaxia, no algo cosmológico”.

Kleban está de acuerdo en que es difícil separar los efectos de las interferencias de dentro de la galaxia. “Es como si intentases sintonizar tu televisión con estática”, dice, “y te interfirieran los programas”. Añade que aún no sabe si la colisión de una burbuja produciría exactamente el mismo unto frío que puede existir en el CMB. Aún así, “la posibilidad, de ser cierta, es apasionante”, dice. “Podría realmente cambiar la visión de nuestro lugar en el universo”.

Existe otra posibilidad: una colisión con otra burbuja que aún no ha tenido lugar. Si en nuestro futuro hay una devastadora colisión, dice Kleban,”quedaremos aplastados como moscas, y será el final de todos nosotros”.

Si las burbujas colisionan, el muro entre ellas tendería a acelerar hacia una de las burbujas. “Y si acelera hacia nosotros, entonces la luz o alguna otra señal procedente de la colisión llegará justo un momento antes de que llegue el propio muro, y en tal caso, estamos muertos”, dice Kleban. Por suerte, debido a algunas de las propiedades particulares del universo, en la mayor parte de los casos, el muro no se movería hacia nosotros, sino que se alejaría, comenta.

El siguiente paso es comprender mejor qué modelos teóricos predicen realmente la señal del CMB. “Queda mucho trabajo por hacer antes de alcanzar alguna conclusión fiable, pero los primeros pasos dados por los artículos de Kleban y Aguirre son muy importantes e interesantes”, dice Vilenkin.

Tegmark es optimista, no obstante. “Este es un ejemplo de algo que vemos una y otra vez en la ciencia, donde la frontera entre la ciencia y la ciencia ficción se desplaza”, dice. Los átomos y los agujeros negros podrían haber permanecido para siempre en el dominio de la ciencia ficción, pero las nuevas tecnologías permitieron su detección. Los universos paralelos, dice Tegmark, “podrían ser otro caso de algo que pensamos que está más allá de la ciencia y que termina dentro de la misma”

"La vida es una serie de colisiones con el futuro; no es una suma de lo que hemos sido, sino de lo que anhelamos ser". José Ortega y Gasset




"End of transmission"



video

lunes, 25 de julio de 2011

EL UNIVERSO EN NUESTRO CEREBRO



La similitud entre una red de galaxias y una red de neuronas podría ser más que algo formal. Es posible que “el cerebro” esté en todas partes y el Universo sea en un enorme organismo de transmisión informativa. La correspondencia entre las formas del universo, del macrocosmos y del microcosmos, nos hace pensar en una correspondencia de las funciones.





"Nuestras nueronas son estrellas; nuestra sinapsis es una galaxia; nuestro cerebro es el universo"

A diferentes escalas, tal vez a diferentes niveles evolutivos, todas las cosas parecen operar bajos los mismos principios y manifestar una interconectividad que llena de asombro y refleja una enorme belleza en su arquitectura cósmica. Entre los grandes filósofos de la naturaleza y de esta veta particular que hoy en día la física agrupa bajo la teoría holográfica y fractal, está, por antonomasia, el mítico semidios Hermes, a quien las tradiciones místicas le adjudican la fundación de todas las ciencias (incluyendo la escritura) y quien sintetizara toda la ciencia esotérica en su Tabla Esmeralda: “como arriba, es abajo”; Pitágoras, quien construyera una teoría de armonía universal entre las matemáticas, la música y los astros, cada uno una expresión (a diferente nivel) de un mismo código universal: el mundo según este filósofo griego es una sinfonía entre el Gran Hombre (el universo) y el Pequeño Hombre (el ser humano); Platón, quien viera en el mundo material la expresión o reflejo de un mundo espiritual (ideas o símbolos materializados).

Actualmente existen una serie de científicos que se han acercado desde la física a ese “arte” de la correspondencia entre las formas para descifrar el sistema operativo del universo, entre los cuales destaca David Bohm. Encontramos una versión interesante que expande estas teorías del autor Jay Alfred, cuyo postulado nos acerca a la posibilidad de que el universo entero sea una especie de inmenso cerebro (o internet) que transmite información entre cada una de sus partes y el cerebro humano un reflejo de este cerebro cósmico al cual se conecta en perpetua retroalimentación.

Las galaxias visibles en el universo no están aisladas ni desconectadas, sino están entretejidas por una estructura o red de filamentos que es la materia oscura que sirve como andamiaje del universo. Esta estructura en forma de red es una carcterística tanto de la materia oscura como del plasma magnético. La apariencia de esta red tiene un asombroso parecido con una disección del cerebro.

Pero no sólo es la morfología de la estructura del universo a grandes escalas la que es similar al cerebro humano, sino también las funciones. Estos filamentos transportan corrientes de partículas cargadas (iones) a lo largo de grandes distancias que generan campos magnéticos, al igual que una fibra nerviosa. Y forman circuitos, al igual que los circuitos neuronales en el cerebro.
El alto grado de conectividad es lo que distingue al cerebro de una computadora ordinaria. La conectividad también es notable en la red cósmica. Las galaxias se forman cuando estos filamentos se cruzan entre sí. Un cúmulo (nexus) de filamentos provee la conectividad para transferir no sólo energía sino información de un núcleo galáctico a otro.

El autor también explica, aplicando la teoría de la memoria holográfica de Karl Pribram a toda la materia, como es posible que el universo sea también un organismo que graba todo lo que sucede en su “mansión de muchas habitaciones” (no existe el olvido, decía Borges). Algo que podría explicar porque ciertos lugares paracen proyectar fantasmas o por qué la memoria está ligada al espacio donde un hecho ocurrió. Luego explica como posiblemente existe un intercambio de información entre los diversos tejidos cerebrales del universo, en sus diferentes escalas: galaxia, planeta, hombre, célula, electrón, etcetera.


A veces me pregunto si nuestros recuerdos pasan a traves de un agujero de gusano en nuestro cerebro que conectan dos espacio tiempos diferentes, por lo tanto tambien puedo pensar que es posible ( y matematicamente demostrable ) que existan en el Universo los mismos agujeros.

La Tierra parece tener un cerebro, ¿pero cómo recibe estímulos sensoriales? Una posibilidad es generando formas de vida. La miriada de formas de vida (incluyendo a los seres humanos)en el planeta son en realidad los muchos ojos y oídos de la Tierra. Las redes de corrientes en el cerebro de las formas de vida son parte integral de la red de corrientes en el cerebro de la Tierra. Es parte del interés del universo generar formas de vida para que pueda ver, oír, tocar, oler , probar y tomar conciencia de sí mismo de formas diversas.
Si en realidad estamos conectados al cerebro de la Tierra, que está conectado al cerebro del universo, esto significa que compartimos un cerebro universal que puede tener contacto con el cerebro de otros planetas (o sistemas estelares) que generan sus propias memorias. Las formas de vida inteligente pueden mandar información (con o sin intención) vía el cerebro universal directamente a nuestro cerebro.

Tal vez el secreto de la semejanza entre las cosas, de las metáforas y los fractales, sea la obviedad. Es posible y quizás esa sea también el secreto del misterio de la existencia individual: averiguar por sí mismo y fundirse con el tejido neuronírico que llamamos universo, aquello a lo que tanto nos parecemos.
"Para el cosmos, somos una forma de conocerse a sí mismo. Somos criaturas del cosmos, siempre hambrientas del conocimiento de nuestros orígenes, de comprender nuestra conexión con el universo". Carl Sagan

"End of transmission"



video

viernes, 22 de julio de 2011

LA VIDA, LA MENTE, LA MATERIA

La versatilidad en el trabajo intelectual y la independencia ante las interpretaciones aceptadas y el discurso único imperante representan las virtudes básicas de todos los hombres y mujeres que han sido “hombros de gigantes” para las generaciones posteriores, las cuales, gracias a ellos, han podido ver más lejos en el valle del saber.
Este es el caso de Erwin Schrödinger (1887-1961), científico de origen austríaco , cuya labor en el campo de la mecánica cuántica, con la ecuación que lleva su nombre, le proporcionó el Premio Nobel de Física en 1933. Cuatro profesores de la prestigiosa Universidad de Stanford analizan la relevancia de su pensamiento en los ensayos que conforman el libro Mente y Materia ¿ Que es la Vida ?: Hans U. Gumbrecht, Robert P. Harrison, Michael R.Hendrickson y Robert B. Laughlin.

Como describen, estamos hablando de un investigador caracterizado por la pasión de explicar algo y la pasión por revelar algo. No busca cerrar los problemas de manera dogmática y olvidarlos, sino abrir nuevos caminos, encontrar nuevos misterios que nos muevan y nos conmuevan. Es un científico que piensa filosóficamente, que profesa admiración por el pensamiento de Schopenhauer y por una de sus principales fuentes: la filosofía hindú. Abre su mente, por tanto, a otras disciplinas del conocimiento que interactúan con la suya propia con naturalidad.
La física, su dominio principal, consiste para él en entender un hecho y explicarlo claramente a otros. Su honestidad, claridad y dinámica intelectual son las causas de la fascinación que producen sus textos aún hoy en el mundo científico e intelectual.

La vida, expone Schrödinger, constituye un caso excepcional en el sistema de la materia. El modelo de reproducción de la vida parece eludir las leyes físicas :“En biología nos encontramos frente a una situación enteramente diferente. Un grupo de átomos (…) produce acontecimientos ordenados, maravillosamente organizados entre ellos y con el medio, de acuerdo con las leyes más sutiles” (pág. 26). No pueden reducirse estos procesos a las leyes ordinarias de la física, aunque esto no significa que no obedezca a ningún tipo de leyes naturales . La materia vital, si bien no rehuye las “leyes de la física” tal como están establecidas hasta la fecha, probablemente abarque “otras leyes físicas” desconocidas hasta ahora.

Siguiendo esta senda innovadora, propone dos metáforas fundamentales para la biología: la “molécula maravillosa” y el “cristal aperiódico”. La primera alude al principal gen molecularizado, que programa el organismo y contiene toda la información necesaria para su desarrollo y mantenimiento, así como los medios necesarios para la realización de lo programado. Es un plan predefinido marcado por un “código” presente en cada gen y un evidente reduccionismo, ya que implica que -sólo- somos nuestros genes. La segunda imagen, por otro lado, dibuja una estructura de inspiración cuántica para la molécula biológica que consigue hacerse cargo de la enorme información que ésta alberga.

Estas concepciones, que serán ampliadas y superadas posteriormente por la llamada “biología de sistemas”, abrieron, en su día, una perspectiva esencial en las investigaciones de biología molecular. En palabras de Linus Pauling recogidas en este libro: “El desarrollo de la biología molecular se basa casi en su totalidad en las ideas que aportó la mecánica cuántica a la química. En mi opinión, se justifica decir que con su formulación de la ecuación ondulatoria, Schrödinger es básicamente responsable del desarrollo de la biología moderna” (pág. 87)

En Mente y materia, enuncia dos problemas que están íntimamente relacionados. En primer lugar se pregunta: ¿Es posible “rozar” la materia, el mundo exterior, con la mente? Todo nuestro conocimiento sobre el mundo descansa enteramente en las percepciones sensoriales inmediatas, mientras que, por otro lado, este conocimiento no es capaz de revelar las relaciones existentes entre las percepciones sensoriales y el mundo exterior; toda calidad sensorial está ausente.
La segunda cuestión la ejemplifica de esta manera: “Si pedimos a un físico su idea sobre la luz amarilla, nos dirá que son ondas electromagnéticas cuya longitud de onda es de unos 590 nanómetros. Si le preguntamos ¿Pero dónde está el amarillo?(…)Nos contesta: “Este tipo de vibraciones, cuando dan en la retina de un ojo sano, generan una sensación de amarillo a su propietario” (pág. 33) A saber, sólo está en la mente del individuo, que no es estudiable científicamente, como sí lo son el cerebro y el oído. Analizándolos, vemos que no hay fenómeno sensitivo ni nervioso que sea “color amarillo”.

Pasamos, con esto, de la segunda a la primera dificultad. El motivo por el cual no llegamos a conocer las relaciones sensoriales y el mundo exterior es la simplificación que llevamos a cabo en el mismo proceso de conocimiento para dominar la naturaleza:“La mente ha construido el objetivo mundo exterior fuera de su propia sustancia” (pág. 39).La mente convierte la materia en significado y transforma la naturaleza en mundo. Aquí no hay lugar para la ciencia, que no entiende de sujetos ni subjetividades, sólo de lo que nos aparece tal como nos aparece. Se produce, así, una escisión clara entre la experiencia vivida de percepción, pensamiento y sentimiento, y el soporte material que la posibilita.

A su parecer, estas dos dificultades “serán resueltos si asimilamos la doctrina de la identidad oriental a la ciencia occidental(…)Con ello, todas las mentes son una sola” (pág. 48)En esa línea “el mundo que se extiende en el espacio y en el tiempo no es sino una representación nuestra” (pág.51) La solución propuesta muestra lo que define a este científico: la exposición de tesis a través de una originalidad allende todo prejuicio.

A modo de conclusión, podemos decir que lo que se manifiesta en la presente obra, con una amplitud temática admirable, es que Schrödinger aborda los dilemas teóricos con interpretaciones que se alejan de las establecidas en la vida cotidiana histórica y cultural de su tiempo. Es precisamente esta actitud, considero, la que debe practicar una y otra vez el pensamiento intelectual y científico para ser descrito como innovador. Lo que sabemos, así, nos seguirá manteniendo conscientes de lo que no sabemos y nos permitirá continuar con ese calmado esfuerzo que acompaña al aprendizaje.

"El mayor desorden de la mente consiste en creer que las cosas son de cierta manera, porque nosotros deseamos que asi sean".

"End of transmission"






video

jueves, 21 de julio de 2011

A TRAVES DEL AGUJERO DE GUSANO

La serie-documental "Through the Wormhole with Morgan Freeman" ha entrado en su segunda temporada y está trabajando para poner en relieve temas de física, los vuelos espaciales y metafísica, como si tenemos o no un sexto sentido. El show es conducido por el ganador del premio de la Academia Morgan Freeman, y se transmite las noches de los miércoles en "Science Channel".

El programa de esta semana trata de un tema que muchos entusiastas de los vuelos espaciales se han preguntado desde hace algún tiempo-
¿Podemos realmente viajar más rápido que la velocidad de la luz?

El universo tiene un límite de velocidad
- es considerada como la velocidad de la luz - al menos eso creemos que es el límite. Desde que Albert Einstein nos presentó a la teoría de la relatividad - hemos estado buscando maneras si no es para romper el límite - por lo menos para doblarlo -. De acuerdo con Einstein - es imposible para el ser humano a ir más rápido que la luz. Los científicos que trabajan en los laboratorios de todo el mundo están tratando de probar que Einstein estaba equivocado - pero, ¿pueden? El tiempo lo dirá.


Resulta que Freeman se ha reflexionado a menudo muchas de las cuestiones planteadas en el programa y quería compartir su asombro con el resto del mundo. "Mi historia de amor con la ciencia y lo desconocido comenzó para mí en mi escuela secundaria en clase de física", dijo Freeman. "En esta nueva temporada de"Through the Wormhole with Morgan Freeman", se explorara diez nuevas preguntas desconcertantes que cambiarán la forma de ver el mundo que te rodea."

Morgan Freeman y Lori McCreary son los productores ejecutivos de Revelations Entertainment, que produce el programa. Como se mencionó, el espectáculo está entrando en su segunda temporada, lo que fue confirmado en febrero de este año. El espectáculo fue concebido como la utilización de un elemento de la cultura pop (en este caso, Morgan Freeman, es una celebridad, como narrador de la serie) con preguntas profundas que se ha enfrentado la humanidad, en algunos casos desde los albores de los tiempos. Hasta ahora "Through the Wormhole with Morgan Freeman" ha sido muy exitoso.



Solo esperamos poder verla por estas latitudes, y a pesar de que el documental no este presentado por celebridades de la astrofisica, entendemos las razones comerciales del mismo, ademas de propiciar la difusion de la ciencia a los jovenes de hoy.

"En la ciencia todo el crédito va al hombre que convence al mundo de una idea, no al que la concibió primero".
"La mayoría de las ideas fundamentales la ciencia son esencialmente sencillas y, por regla general pueden ser expresadas en un lenguaje comprensible para todos". Albert Einstein


"End of transmission"






video

martes, 19 de julio de 2011

A LA CAZA DE ONDAS GRAVITATORIAS

Kip Thorne ha expuesto en una conferencia organizada por la Fundación BBVA los ambiciosos experimentos que se han puesto en marcha para “cazar” desde la Tierra y en el espacio emblores, conocidos como ondas gravitatorias.
Thorne, de 70 años, estadounidense, físico teórico de Caltech (California),investigo en las últimas décadas los agujeros negros que han pasado de ser casi una entelequia teórica a uno de los objetos más estudiados de la astrofísica. También ha empezado a operar estos años el primer experimento para detectar las llamadas ondas gravitatorias, que vienen a ser el temblor que se produce en el espacio-tiempo cuando, por ejemplo, chocan dos agujeros negros. De esta manera, el estudio de lo que Kip Thorne llama “el universo curvo” se ha convertido en una de las áreas más activas de la investigación actual.

La investigación de Thorne, catedrático Richard Feynman de Física Teórica en la Universidad de Caltech, gira en torno a los efectos de la fuerza de la gravedad en el espacio-tiempo. Los objetos muy masivos, como los cúmulos en que se agrupan miles de galaxias o las estrellas de neutrones, deforman el espacio-tiempo por efecto de su gravedad; en ocasiones la gravedad es tan intensa que el tejido del espacio tiempo se curva infinitamente, y es eso lo que ocurre en los agujeros negros.

Thorne, un pionero de la investigación en agujeros negros, estudia el movimiento de estos objetos; la velocidad máxima a la que pueden girar; y qué ocurre cuando colisionan, por ejemplo. Uno de los fenómenos que tienen lugar –según la teoría– cuando se produce un choque de agujeros negros es que el espacio-tiempo vibra, y ese temblor, que constituye
las ondas gravitatorias, se propaga a la velocidad de la luz por todo el universo.

Einstein predijo la existencia de estas ondas, cuya detección sin embargo nunca se ha logrado. Esta es otra de las áreas de investigación de Thorne. En los años setenta y ochenta Thorne desarrolló la teoría sobre la emisión de ondas gravitatorias, y posteriormente se dedicó al problema de su detección. Los ambiciosos experimentos que aspiran a cazar estas ondas en tierra –LIGO– y en el espacio –la misión LISA– deberán detectar variaciones en distancia inferiores a una milésima del diámetro de un protón.

"Sabemos que nuestros instrumentos funcionan, así que si con los detectores avanzados de LIGO no detectamos nada será una sorpresa enorme, significará probablemente que el universo es muy distinto de lo que creemos basándonos en lo que nos muestran los telescopios actuales", afirma Thorne.

La investigación de Thorne sobre el universo curvo le ha llevado a plantearse interrogantes más propios de la ficción que de la física: ¿se podría acceder a otras regiones del universo a través de hipotéticos túneles en el espacio-tiempo, los agujeros de gusano? ¿Son posibles los viajes en el tiempo? La investigación de Thorne en estos temas ha sido publicada en las más prestigiosas revistas de física.
Las ondas gravitacionales nos pueden dar una imagen del inicio mismo. La teoría estándar dice que el Big Bang es una fluctuación de vacío e inmediatamente después una fase de inflación que amplifica el proceso. Depende de los detalles, pero se puede conservar información del momento inicial. Se está pensando construir un detector de ondas gravitacionales avanzado, el Big Bang Observatory, para ver directamente las ondas gravitatorias del nacimiento del universo y estudiar sus propiedades.

En cierto sentido la singularidad del interior del agujero negro es como la singularidad del inicio del universo, pero con el tiempo invertido: en el Big Bang todo emerge de la singularidad, mientras el agujero negro todo lo engulle. Es como dar la vuelta al tiempo de la singularidad.

Thorne es además un exitoso divulgador. El astrofísico Carl Sagan le consultó para su novela Contact, posteriormente llevada al cine con Jodie Foster como protagonista. Trabaja actualmente en el proyecto de una película titulada –por ahora-Interestellar, de la que es productor ejecutivo y co-guionista.Es una historia de ciencia ficción con agujeros negros, agujeros de gusano, estrellas de neutrones.
Thorne además, quiere hacer una presentación adjunta a la película, explicando la ciencia que subyace. El objetivo es atraer a los jóvenes brillantes hacia la ciencia.

Una vez mas la ciencia ficcion atrae las mentes inquietas.

"La ciencia ficción no es sólo un género literario, sino algo más: un estado de conciencia".

End of transmission.



video

martes, 12 de julio de 2011

PORTALES ENTRE ESTRELLAS GEMELAS

Los agujeros de gusano que predice la teoría física contemporanea pueden ser atajos del tiempo-espacio entre una estrella y otra, afirman Vladimir Dzhunushaliev de la Universidad Nacional Eurasiática de Kazajstán y sus colegas.
Lejos de ser vínculos entre regiones vacías del espacio, los agujeros de gusano podrían formar atajos de una estrella a otra, aseguran.

Los agujeros de gusano son atajos del espacio-tiempo, enlaces similares a gargantas entre partes del universo que, de otro modo, estarían muy alejadas. No hay pruebas de que existan, pero surgen matemáticamente como soluciones estables a las ecuaciones de la relatividad, así como otros objetos exóticos como los agujeros negros.
Hay bastantes pruebas de que los agujeros negros existen, por lo que los astrofísicos no pueden simplemente descartar las otras soluciones. De hecho, han dedicado una buena cantidad de tiempo y esfuerzo a calcular cómo podrían formarse los agujeros de gusano, qué aspecto tendrían y qué podría mantenerlos abiertos.

Pero al pensar en los agujeros de gusano, tendían a imaginarlos como túneles vacíos de súper-autopistas entre una región vacía del espacio y otra.
Pero Vladimir Dzhunushaliev de la Universidad Nacional Eurasiática de Kazajstán y algunos colegas tienen una idea distinta. Dicen que no hay razón por la que los agujeros de gusano no puedan crearse llenos de materia. Y hoy desvelan las propiedades de tales objetos.

Empiezan imaginando una estrella común o una estrella de neutrones con un agujero de gusano en su corazón. “Para un observador lejano, tal estrella sería muy similar a una estrella común”, dicen.
Sin embargo, habría algunas diferencias importantes. Para empezar, esta estrella tendría que tener una gemela en el otro extremo del agujero de gusano. Estas estrellas serían como gemelas siamesas, unidas por la cadera por la más extraña de las conexiones.
Estas gemelas también pulsarían de una forma inusual. Esto se debe a que la materia exótica del agujero de gusano sería capaz de ir adelante y atrás, como un líquido en un tubo en u, formando un tipo de resonancia que hace que la estrella oscile.



Esto podría llevar a la liberación de energía en todo tipo de formas, creando rayos cósmicos de energía ultra-alta, por ejemplo.
Esto también indica que debería haber una forma de distinguir estas gemelas siamesas de otras estrellas. Sin embargo, esto es más difícil de lo que parece.
Los cálculos detallados que se necesitan para calcular qué oscilaciones son posibles, tienen que tener en cuenta las singularidades que hay en el lugar de los agujeros de gusano. Esto los hace extremadamente complejos, y ciertamente, más allá de la capacidad de Dzhunushaliev y compañía, por el momento.
Por lo que no hay predicciones específicas sobre cómo podrían buscar los astrónomos estos objetos.

Esto deja a otros un problema interesante de abordar. Si puede haber estrellas con agujeros de gusano en su centro, obviamente nos gustaría saber qué aspecto tienen para poder ver si hay alguna cercana. Es hora de ponerse a calcular.

"Los cielos te llaman, y giran en tu derredor mostrando sus esplendores eternos". Dante Alighieri.

"End of transmission"






video

domingo, 10 de julio de 2011

LA EVOLUCIÓN DEL COMPORTAMIENTO INTELIGENTE

¿EXISTE EVIDENCIA DE PROPÓSITO EN LAS MOLÉCULAS COMPLEJAS DE LA QUÍMICA? ¿Sería la vida inteligente en el universo otro caso de ajuste fino?

Hemos supuesto que la selección natural puede ser suficientemente poderosa para moldear los organismos terrestres para efectos finales similares, siendo esto independiente de la contingencia histórica. Podríamos, incluso, decirlo en términos más fuertes: la convergencia evolutiva puede ser interpretada como 'un segundo recorrido de la trayectoria de la evolución', cuyos resultados finales son, en términos generales, predecibles.

La universalidad de la bioquímica que hemos supuesto nos sugiere que en las misiones de exploración del Sistema Solar, los marcadores de otras posibles formas de vida ('biomarcadores') deberían ser seleccionados dentro la bioquímica tradicional. Es evidente la importancia del eventual descubrimiento de si la vida inteligente ha seguido senderos evolutivos diferentes en otras partes del universo.



Hay una dificultad intrínseca para comprobar experimentalmente la posible evolución de la inteligencia con los métodos tradicionales de la ciencia (ello se ha intentado, por ejemplo, con el proyecto SETI durante los últimos 50 años).

Por estas razones, podemos ponernos como objetivo comprobar sólo los primeros pasos de tales senderos evolutivos dentro de nuestro sistema solar. Estamos, ciertamente, en una posición favorable para buscar directamente los biomarcadores evolutivos en Europa, el satélite de Júpiter. Si actualmente viven allí algunos organismos, los canales iónicos deben ser considerados como posibles biomarcadores.
Dado el largo período de tiempo que habrá de transurrir antes de que podamos efectuar los experimentos sobre el terreno, resulta oportuna la discusión de la factibilidad y las implicaciones culturales de tal empresa.

Existen todavía algunos desafíos que debemos afrontar dentro de las restricciones impuestas por un eventual laboratorio in-situ sobre la superficie congelada de Europa (Arthur C. Clarke lo anticipo en 2001 Odisea Espacial y 2010 El año en que hicimos contacto ). Estas limitaciones, sin embargo, parecen permitirnos el uso de las técnicas de la biología molecular.



Por eso es lamentable la cancelacion de la mision al sistema de Júpiter, la llamada "Jupiter Icy Moons Orbiter" (JIMO). Se esperaba que tal misión determinara sitios específicos de la superficie helada apropiados para la búsqueda directa de microorganismos congelados, o al menos esperabamos que se puedieran ubicar sus biomarcadores.
Conocemos suficiente sobre la dinámica de las superficies heladas de la Antártida, por ejemplo sobre el Lago Vostok, donde se encuentran microorganismos en el hielo que cubre el lago.

El interés comercial en la miniaturización del equipo experimental ha provocado el avance en el diseño de aparatos que pueden ser útiles para nuestro propósito en futuras misiones de exploración del Sistema Solar. El avance concierne, en concreto, a la miniaturización del equipo que pudiera ser incluido en futuras misiones con una posibilidad real de éxito. Consideramos que en futuras misiones se debería incluir la posibilidad de llegar a la superficie y la adaptación de técnicas de fluorescencia microscópica. Aún más, se abre la posibilidad, aunque más lejana en el tiempo, de poder penetrar en la superficie congelada.

Podemos concluir diciendo que dentro del campo de la investigación científica en el futuro previsible estamos en disposición de dar respuesta a la cuestión del ajuste fino en el siguiente sentido: La evolución del cosmos, y en especial la evolución biológica a partir del nivel bioquímico, pudieran estar finamente ajustadas para el inevitable surgimiento del comportamiento inteligente a través de todo el universo, siempre que haya una preservación estable de las condiciones planetarias a lo largo del tiempo en escala geológica.

"Sólo la inteligencia se examina a sí misma". Carl Sagan lo predijo en este excelente video de su libro y serie Cosmos.

"End of transmission"






video

viernes, 8 de julio de 2011

GALAXIA A MIL MILLONES DE PIXELES

La ESA está poniendo a punto lo que puede ser una de las más interesantes misiones científicas de los últimos años. Se trata de Gaia, una sonda espacial que llevará a bordo una cámara compuesta por un mosaico de sensores CCD capaz de capturar imágenes con una resolución de mil megapíxeles desde un punto privilegiado del sistema Sol-Tierra. En efecto, el robot se ubicará en un punto conocido como Lagrange L2 y que se encuentra aproximadamente a un millón de kilómetros de nuestro planeta en dirección opuesta al Sol. Desde allí, y de espaldas a las interferencias que pueden producir la Luna, la Tierra o el Sol, se dedicará a cartografiar nuestra galaxia.

Para ello utilizará la cámara mencionada, que es un verdadero milagro tecnológico. Esta conformada por una matriz de 106 sensores CCD (por “charge-coupled device” o "dispositivo de carga acoplada") individuales, que en conjunto pueden capturar mil millones de píxeles en cada disparo. Su resolución y sensibilidad es lo suficientemente alta como para “ver” estrellas un millón de veces menos brillantes que las que podemos ver a simple vista. El diseño de este instrumento, que está dividido en cuatro secciones, permite que la luz de cada estrella proporcione datos sobre su posición, desplazamiento en tres dimensiones, color e intensidad y espectro de emisión. Se estima que a lo largo de su vida útil, estimada en unos cinco años,la cámara podrá registrar datos como esos de unos mil millones de estrellas. A pesar de lo impresionante de este número, se trata de un conjunto que agrupa solo el 1% de las estrellas que conforman la Vía Láctea.

A pesar de que están construidos con una tecnología similar a la utilizada en las cámaras digitales convencionales, los sensores CCD que utilizará Gaia han sido desarrollados específicamente para esta misión por una compañía del Reino Unido llamada “e2v Technologies”. Esencialmente, son 106 “chips” de unos 4.7 x 6.0 centímetros y más delgados que un cabello humano, que fueron montados en las instalaciones que Astrium France -el contratista principal de la misión- posee en Toulouse. La precisión requerida durante el montaje es tal, que las tareas de montaje comenzaron en Mayo y finalizaron en Junio, avanzando a un ritmo de sólo cuatro o cinco chips diarios, trabajando a turnos dobles en el interior de una sala limpia. No todos los chips cumplen la misma misión. Cuatro se encargan de verificar la calidad de las imágenes tomadas por el conjunto formado por los otros ciento dos, a la vez que aseguran la estabilidad necesaria entre los dos telescopios que permiten tomar las imágenes tridimensionales.

La estabilidad térmica de la sonda espacial es crítica para que todo funcione como debe. Para evitar los pequeños desplazamientos que se producen al dilatarse o contraerse sus partes con los cambios de temperatura, Gaia se mantendrá a una temperatura de unos -110ºC. Buena parte de su estructura, incluidos los soportes de la cámara, se ha construido con carburo de silicio, una especie de cerámica que es especialmente resistente a las deformaciones inducidas por los cambios de temperatura.


El lanzamiento de la sonda tendrá lugar dentro de dos años, y permitirá no solo conocer mejor las tripas de nuestra galaxia, sino identificar exoplanetas. En efecto, los responsables de la misión estiman que el dispositivo aportará datos suficientes como para descubrir unos 10 exoplanetas por día, llegando a unos 15 mil al final de la misión. Además, fotografiará objetos extragalácticos, como los quásares.

"Seguiré buscando,lo que no encuentro sin evitar, lo que siempre recuerdo, voy a ser el fantasma del brillo de esas estrellas que nunca dejan de brillar... soy polvo cosmico y en el Universo me encontraran.”


"End of transmission"



video

miércoles, 6 de julio de 2011

LOS LATIDOS DEL SOL

Dentro de nuestras propias vidas, una de las fuerzas más poderosas es la de el Sol. Directa o indirectamente, proporciona toda la energía que utilizamos a diario.
Sin embargo, esta masa de plasma incandescente es a menudo solo una idea.
Pero no hay que olvidar, dice el escritor de la revista Astronomy, Bob Berman en su nuevo libro, The Sun`s Heartbeat , cómo nuestra estrella madre afecta nuestras vidas de manera más directa de lo que cabría esperar. El libro se saldrá a la venta 13 de julio.

El libro es una breve lectura de 20 capítulos. Aproximadamente el primer tercio de ellos es una breve historia de la astronomía solar. La mayor parte de esta se concentra en la historia de las observaciones de las manchas solares. Pasa a través de los descubrimientos iniciales, y la disminución de la popularidad de las manchas solares, gracias al mínimo de Maunder, y el descubrimiento de Schwabe de los ciclos solares.

La parte mas importante del libro es : ¿Cómo nos afecta el sol aquí en la Tierra?
Los temas que abordó por primera vez son más afines: el sol da vida, pero demasiado puede matar.
Pero después de eso, los temas son un poco más interesantes. Hay un capítulo fantástico en la importancia de conseguir un suministro adecuado de vitamina D que el cuerpo produce de forma natural por exposición al sol. Otro capítulo se refiere a la forma en que el sol no nos afecta: Astrológicamente.
El libro trata de nuestra capacidad de ver los colores y la majestuosidad de los eclipses solares y las auroras boreales y polares.

Del segundo al último capítulo cubre sólo la cantidad de peligro que enfrentamos a una gran eyección de masa coronal. Se cierra con un avance del Sol a futuro, describiendo cómo su lento aumento en el brillo hará que la vida en la Tierra sea desfavorable en mil millones de años y cómo con el tiempo se ampliará como una gigante roja.

Le faltaria al libro un capitulo en donde los llamados “latidos del Sol” han sido “escuchados” con redes de telescopios terrestres como GONG (Global Oscillation Network Group) y mediante satélites como SOHO (Solar and Heliospheric Observatory) o el recién incorporado SDO (Solar Dynamics Observatory). Gracias a la Heliosismología se ha conseguido una mejor comprensión de la rotación del Sol y se ha podido medir el ancho de su zona de convección externa, entre otros muchos logros.
De todas formas es muy recomendable su lectura como introduccion a los jovenes astronomos estudiosos de nuestra estrella.

"Los "latidos del Sol" se muestran en todo su esplendor, son del "corazon" del que todos dependemos".Es cierto que todo está interrelacionado desde escalas tan sutiles y diminutas que nosotros podemos no percibirlo y de hecho solemos no ser conscientes de la inmensa mayoría de fenómenos.

"Cuando alguien desea realmente algo el universo entero conspira para que lo logre. Solo basta con aprender a escuchar los latidos del corazón y a descrifar un lenguaje que va más allá de las palabras, el que muestra lo que los ojos no pueden ver".


"End of transmission"



video

martes, 5 de julio de 2011

MAS ALLA DE EINSTEIN

El observatorio Integral de rayos gamma de la ESA (Agencia Espacial Europea) ha dado resultados que afectarán dramáticamente la búsqueda de la física más allá de Einstein.
Se ha demostrado que cualquier ‘grano espacial’ subyacente debe de estar a escalas mucho menores de las hipótesis anteriores. La Teoría de la Relatividad General de Einstein describe las propiedades de la gravedad y supone que el espacio está formado de una especie de tejido suave y continuo. Sin embargo, la teoría cuántica sugiere que el espacio debe ser granulado en escalas más pequeñas, como la arena en una playa. Una de las grandes preocupaciones de la física moderna es unir estos dos conceptos en una única teoría de la gravedad cuántica.

Ahora el Observatorio Integral ha puesto límites estrictos de nuevo en el tamaño de esos ‘ granos’ cuánticos en el espacio, demostrando que debe de ser mucho más pequeños que algunas ideas que sugieren la gravedad cuántica. Según los cálculos, los pequeños granos afectan a la manera en que los rayos gamma viajan por el espacio. Los granos deben retorcer los rayos de luz, cambiando la dirección en que oscilan, una propiedad llamada polarización. Ese retorcimiento debe ser mayor en los rayos gamma de alta energía, y la diferencia en la polarización puede ser utilizada para estimar el tamaño de los granos.

Philippe Laurent de CEA Saclay y sus colaboradores utilizaron los datos del instrumento IBIS del Observatorio Integral para buscar la diferencia en la polarización entre rayos gamma de alta y baja energía emitidos durante una de las más poderosas explosiones de rayos gamma (GRBs) jamás vista.

Los GRBs provienen de algunas de las explosiones más energéticas conocidas en el Universo. Se cree que la mayoría ocurren cuando estrellas muy masivas colapsan en estrellas de neutrones o agujeros negros en una supernova, lo que conduce a un pulso de gran cantidad de rayos gamma que dura apenas segundos o minutos, pero cuyo brillo eclipsa galaxias enteras.

El estallido de rayos gamma 041219A tuvo lugar el 19 de diciembre de 2004 y fue reconocido de inmediato como en el 1% de los GRBs de brillo. Era tan brillante que Integral fue capaz de medir la polarización de los rayos gamma con precisión.
El Dr. Laurent y sus colegas buscaron las diferencias en la polarización de energías diferentes, pero no encontraron ningún límite con exactitud en los datos.
Algunas teorías sugieren que la naturaleza cuántica del espacio debe manifestarse en la ‘ escala de Planck: el minúsculo 10 -35 de un metro, donde un milímetro es 10 -3 m.

Sin embargo, las observaciones de Integral son alrededor de 10 000 veces más precisas que cualquier otra y demuestran que cualquier grano cuántico debe estar a un nivel de 10 -48 m o menos.
‘Este es un resultado muy importante en la física fundamental y descarta algunas teorías de cuerdas y teorías de bucle cuántico de gravedad’ , dice el Dr. Laurent.
El Observatorio Integral hizo una observación similar en 2006, cuando se detectaron emisiones polarizadas en la Nebulosa del Cangrejo, el remanente de una explosión de supernova a sólo 6.500 años luz de la Tierra y en nuestra propia galaxia.
Esta nueva observación es mucho más estricta en cualquier caso, debido a que GRB 041219A estaba a una distancia estimada en por lo menos 300 millones de años luz.

En principio, el efecto de torsión fue pequeño debido a que los granos cuánticos deberían haberse acumulado a lo largo de una distancia muy grande en una señal detectable. Ya que no se vio nada, los granos deben ser aún menores de lo que antes se sospechaba.
‘ La física fundamental es una aplicación menos evidente para el observatorio de rayos gamma Integral’ , señala Christoph Winkler, científico del proyecto Integral de la ESA. ‘ Sin embargo, nos ha permitido dar un gran paso adelante en la investigación de la naturaleza del propio espacio.’

"Ninguna cantidad de experimentación puede probar definitivamente que tengo razón; pero un solo experimento puede probar que estoy equivocado". Albert Einstein

"End of transmission"




video

viernes, 1 de julio de 2011

CAMBIO EN LAS PROPIEDADES DE LA MATERIA

Qué sucederia si los científicos descubriesen que las aparentemente constantes propiedades de la materia estuviesen cambiando?.
Exactamente esto es lo que tras la observación de los últimos años se está poniendo de relieve en los resultados aportados por los diferentes equipos científicos que están analizando el Sol.

Desde los planteamientos tradicionales de la física clásica, se han estudiado las partículas y los elementos como valores inalterables que conforman la materia. Sin embargo, ya podemos afirmar abiertamente que no es cierto.
La observación del Sol, sugiere que éste estaría emitiendo un tipo de emisión de energía previamente desconocida hasta ahora, que está interactuando y modificando los valores de las partículas que componen la materia. Estamos contemplando en directo las reglas de una nueva física.
La mayoría de los campos de la ciencia dependen de mediciones basadas en valores asignados como constantes. Un ejemplo de ello, es la metodología de la datación del Carbono 14.

Un equipo de investigadores de Stanford y Purdue University, acaban de demostrar que la única explicación posible a las modificaciones detectadas en la composición de las partículas procedentes de las emisiones de Plasma, reside precisamente en la capacidad que tiene el plasma electromagnético del Sol para interactuar en la composición de la materia.
Según aduce textualmente Fischbach, la razón tendríamos que buscarla en el núcleo del Sol, parece como que el centro rota más lento de lo que la superficie lo hace, generando así una energía que literalmente comunica con los isótopos radioactivos de la Tierra. Adicionalmente, hay otra cuestión más inquietante: La capacidad de estas partículas para modificar la composición de los isótopos radioactivos de la Tierra.

Muchos de los físicos que ya están estudiando lo que denominamos Radiofrecuencia Cuántica Diferencial, fundamentan este hallazgo del equipo de Stanford, en el comportamiento de los denominados Osciladores Cuánticos u Osciladores Armónicos, que precisamente manifiestan las capacidades descritas por el estudio de Fischbach y su equipo.
Las últimas tormentas solares evidencian que la lógica de las estructuras subcuánticas, depende más de esta “onda fase” que está afectando al sol desde una fundamentación más coherente con la formulación de la física de los osciladores armónicos que implicaría la existencia de una energía denominada “supergravedad” que obligaría a redefinir todos y cada uno de los modelos clásicos de la física.

En suma, resulta casi obvio que un nuevo tipo de energía procedente de la galaxia está transformando los principios clásicos de las leyes de la física, y obliga sin más dilación, a reformular los fundamentos de la teoría de la relatividad.
En el marco de referencia de las teorías Oficiales, el electrón es estable debido a que es la partícula menos masiva y el ratio entre masa protón- electrón es asumido como una constante en la física fundamental debido al principio de conservación de la materia.

En el escenario consolidado de la realidad, la percepción juega un papel aparente en la conformación de las realidades tal y como las conocemos. ¿Pero qué sucede cuando esa energía se transforma?. ¿Qué factores intervienen en la percepción de la materia, cuando ya sabemos que ésta es un simple holograma de la configuración de la energía?

El presente flujo de energía procedente del sol, nos ayudará en sucesivas tomas a cerrar un modelo cada vez más evidente y apasionante, en el que David (Radiofrecuencia Cuántica Diferencial) le gana la partida a Goliath (Física de Partículas Clásica).

"Como hombre que ha dedicado su vida entera a la más clara y superior ciencia, al estudio de la materia, yo puedo decirles que como resultado de mi investigación acerca del átomo, lo siguiente: No existe la materia como tal. Toda la materia se origina y existe solo por la virtud de una fuerza la cual trae la partícula de un átomo a vibración y mantiene la más corta distancia del sistema solar del átomo junta. Debemos asumir que detrás de esta fuerza existe una mente consciente e inteligente. Esta mente es la matriz de toda la materia". Max Planck


"End of transmission"



video