_____________________________________________

miércoles, 29 de junio de 2011

QUE OCULTA LA NUEVA FISICA DE PARTICULAS

El Colisionador de Hadrones (LHC, por sus siglas en inglés) ha alcanzado en tres meses la cantidad de datos prevista para 2011 ya que ha registrado 70 billones de colisiones en lo que va de año, abriendo la puerta al descubrimiento de “nueva física”, según informa el Centro Nacional de Física de Partículas, Astropartículas y Nuclear (CPAN).

Así, destaca que los experimentos ATLAS y CMS del Gran Colisionador de Hadrones (LHC) han alcanzado la cantidad de datos acumulada de un femtobarn inverso, lo que significa una cantidad que los físicos llaman “luminosidad integrada”, una medida del número total de colisiones producidas y equivale a alrededor de 70 billones de colisiones.
En este sentido, señalan que estos datos revelan “lo bien que está funcionando el LHC”. “Es magnífico haber alcanzado esta cantidad de datos justo a tiempo para las principales conferencias científicas del verano”, ha indicado el director de Aceleradores y Tenología del CERN,
Steve Myers.

Los experimentos del LHC están ahora trabajando para conseguir resultados para las principales conferencias sobre física de partículas del verano: la conferencia de Física de Altas Energías de la Sociedad Europea de Física, que se celebrará en Grenoble (Francia) del 21 al 27 de julio, y la conferencia Lepton-Photon, que albergará este año el Instituto Tata de Bombay (India) del 22 al 27 de agosto.
Por otro lado, CPAN indica que los experimentos del LHC están buscando confirmar la “nueva física”, es decir, el mecanismo de Higgs y la supersimetría. El mecanismo de Higgs y su partícula asociada, el bosón de Higgs, es el ingrediente que falta en el Modelo Estándar de Física de Partículas que explica el comportamiento y las interacciones de las partículas fundamentales que componen la materia ordinaria de la que está hecho el Universo. Según dicha teoría, el mecanismo de Higgs da lugar a la masa de ciertas partículas.

Sin embargo, la materia ordinaria parece ser solo alrededor del cuatro por ciento de lo que compone el Universo. La supersimetría es una teoría que va más allá del Modelo Estándar y que podría también explicar la misteriosa materia oscura que forma alrededor de un cuarto del Universo. Con un femtobarn inverso hay una oportunidad real de que, si estas teorías son correctas, empiecen a aparecer en los datos alcanzados por el LHC, según explica CPAN.

“Este es un logro magnífico que demuestra el extraordinario rendimiento del acelerador y del equipo de operación”, ha señalado la portavoz del experimento ATLAS, Fabiola Gianotti.


Con tantas colisiones se puede pensar que detras de la nueva fisica, puede haber otro proposito, y por lo tanto Sergio Bertolucci, director de Investigación e Informática Científica del CERN, cree que este ingenio podría abrir, aunque fuese durante unos instantes, una puerta a otra dimensión, a otro universo, y que algo podría pasar a través de ella hasta nuestro mundo. “Desde esa puerta podría llegarnos algo, o nosotros podríamos enviarlo”, dijo el científico, un reconocido físico teórico. Estas palabras son lo suficientemente ambiguas como para que se haya generado una polémica a propósito de sus diferentes interpretaciones. ¿Se podría hablar de un contacto con otra dimensión, de un universo paralelo tal vez?
”El mundo está en manos de aquellos que tienen el coraje de soñar y corren el riesgo de vivir sus sueños”. Paulo Coehlo

"End of transmission"



video

lunes, 27 de junio de 2011

BURBUJAS EN EL ESPACIO

Las sondas Voyager,de la NASA, están dirigiéndose verdaderamente hacia donde nadie ha ido antes. Deslizándose en silencio hacia las estrellas, a 14.500 millones de kilómetros (9.000 millones de millas) de la Tierra, transmiten las novedades de los sitios más distantes e inexplorados del sistema solar.
Los científicos que se encuentran a cargo de la misión dicen que las sondas acaban de enviarnos asombrosas noticias.

El sitio en el que se encuentran ambas sondas está repleto de burbujas.

"Aparentemente, las sondas Voyager han ingresado a un extraño reino de burbujas magnéticas que se asemejan a la espuma", dice la astrónoma Merav Opher, de la Universidad de Boston. "Esto es absolutamente sorprendente".
Según los modelos producidos por computadora, estas burbujas son muy grandes; se extienden alrededor de 160 millones de kilómetros (100 millones de millas) de lado a lado, de manera que a las veloces sondas les tomaría varias semanas atravesar solamente una de ellas. La sonda Voyager 1 entró en la "zona espumosa" alrededor del año 2007, y la nave Voyager 2 le siguió alrededor de un año más tarde. Al principio, los científicos no entendían qué era lo que las naves Voyager estaban detectando, pero ahora se han formado una buena idea de lo que es.

"El campo magnético del Sol se extiende hasta los límites del sistema solar", explica Opher. "Debido a que el Sol gira sobre su propio eje, el campo magnético se enrolla y se pliega, como si fuera la falda de una bailarina. Muy lejos del Sol, donde las naves Voyager se encuentran ahora, los pliegues de la falda se aplastan unos contra otros".

Cuando un campo magnético se dobla de esta manera tan severa, pueden ocurrir cosas muy interesantes. Las líneas de fuerza magnética se entrecruzan y se "reconectan". (La reconexión magnética es el mismo proceso energético que causa las llamaradas solares.) Estos pliegues de la falda se reorganizan, algunas veces de manera explosiva, hasta formar burbujas magnéticas que parecen espuma.
Las burbujas magnéticas que se encuentran en los límites del sistema solar tienen un ancho de alrededor de 160 millones de kilómetros (100 millones de millas), el cual es similar a la distancia que hay entre la Tierra y el Sol.
"Nunca esperamos encontrar esta espuma en el borde del sistema solar, ¡pero allí está!", dice Jim Drake, quien es físico y colega de Opher en la Universidad de Maryland.

Las teorías vigentes, las cuales datan de la década de 1950, predicen un escenario muy diferente: Se supone que el distante campo magnético del Sol debería curvarse en arcos relativamente suaves, hasta plegarse lo suficiente como para acoplarse de vuelta con el Sol. Pero estas burbujas parecen ser independientes y estar sustancialmente desconectadas del resto del campo magnético solar.

Las lecturas proporcionadas por los detectores de partículas energéticas sugieren que las sondas Voyager ocasionalmente entran y salen de esta espuma magnética, de manera que podría haber regiones en las cuales las viejas ideas todavía son válidas. Pero no cabe duda de que los antiguos modelos, por sí solos, no pueden explicar lo que han encontrado las sondas Voyager.
"Aún estamos tratando de descifrar las implicancias de estos descubrimientos", dice Drake.

La estructura del distante campo magnético solar, es decir, la cuestión de si se asemeja a la espuma o no, es de vital importancia científica, pues define cómo interaccionamos con el resto de la galaxia. Los investigadores llaman "heliofunda" a la región en la que se encuentran las naves Voyager. Esencialmente, es la frontera entre el sistema solar y el resto de la Vía Láctea. Muchas cosas intentan cruzarla: nubes interestelares, nudos del campo magnético galáctico y rayos cósmicos, entre otras
"Estas burbujas magnéticas podrían ser nuestra primera línea de defensa contra los rayos cósmicos", comenta Opher. "Aún no sabemos si esto es bueno o no".

Por un lado, las burbujas parecen ser escudos muy porosos, los cuales permiten que muchos rayos cósmicos escapen a través de los agujeros. Pero por otro lado, los rayos cósmicos podrían quedar atrapados en el interior de las burbujas, lo cual convertiría a la espuma magnética en un muy buen escudo.

Hasta el momento, la mayor parte de la evidencia proviene de las mediciones de partículas energéticas y de las mediciones del flujo realizadas por las naves Voyager. También es posible obtener información de las observaciones del campo magnético que llevaron a cabo las sondas Voyager, y algunos de los datos ya recogidos son muy sugerentes. Sin embargo, debido a que el campo magnético es tán débil, toma mucho más tiempo analizar los datos con el cuidado necesario. Por lo tanto, desentrañar las características magnéticas de las burbujas en los datos proporcionados por las sondas Voyager es un trabajo que está aún en proceso.

"En la investigación es incluso mas importante el proceso que el logro mismo".


"End of transmission"




video

miércoles, 22 de junio de 2011

ESPERANDO EL EVENTO CARRINGTON




La Nasa dice estar lista para la proxima Gran Tormenta Solar.

La creciente actividad geológica en el planeta durante los últimos 10 años (recordemos los terremotos en Chile, Haití y Japón, el tsunami en Indonesia, la activación de los volcanes del "anillo de fuego del Pacífico", etc) está fuertemente ligada a la actividad solar. Cada tormenta de viento solar que impacta la tierra, tiene sus consecuencias sobre el manto terrestre y produce movimientos de diferente intensidad.
La actividad solar y sus emisiones elecromagnéticas podrían estar causando desajustes en las placas tectónicas, con sus respectivas consecuencias: terremotos, tsunamis y erupciones volcánicas.


Basicamente, cada explosión solar es una inmensa marea de energía que impacta contra los planetas, debilitando la magnetósfera de cada uno de ellos y permitiendo la entrada de energía en la atmósfera como si fueran verdaderos tsunamis de fotones y protones.
Cuando la magnetósfera se comprime, pueden detectarse movimientos sísmicos o erupciones volcánicas, lo que se conoce como tormenta geomagnética.


El campo magnético terrestre, o campo geomagnético, sufre perturbaciones como consecuencia de la interacción con el campo magnético interplanetario (IMF). Estas perturbaciones se miden con magnetómetros instalados en distintos puntos de la Tierra, dando lugar a los llamados índices K. La combinación de los índices K medidos por distintos magnetómetros cada 3 horas da lugar al índice planetario Kp.

Cuando el índice K supera el nivel 5, significa que la tormenta solar está impactando en el planeta como una tormenta solar menor. La erupción del volcán chileno (Puyehue) podría estar asociada directamente con la tormenta que se detectó el día 4 de junio y que llegó a nivel 6 en el índice K.


Mucho he divulgado en este blog acerca de las consecuencias de la proxima Gran Tormenta Solar, ahora repasemos un poco la historia para saber un poco mas del comportamiento del sol.

La tormenta solar de 1859 fue la más potente registrada en la historia. La acción del viento solar sobre la Tierra ese año fue, con diferencia, la más intensa de la que se tiene constancia. El día 28 de agosto aparecieron numerosas manchas solares, y el día 1 de septiembre el Sol emitió una inmensa llamarada, con una área de fulguración asociada que durante un minuto emitió el doble de energía de la que es habitual. Sólo diecisiete horas y cuarenta minutos después, la eyección llegó a la Tierra con partículas de carga magnética muy intensa. Se observaron auroras en zonas de baja latitud, como Roma, Madrid, La Habana y las islas Hawai, entre otras. A esta fulguración se le llamó el Evento Carrington debido a que este científico hacía unos bocetos de un grupo de manchas solares el jueves primero de septiembre debido a la dimensión de las regiones oscuras, cuando, a las 11:18, se dio cuenta de un intenso estallido de luz blanca que parecía salir de dos puntos del grupo de manchas.


El campo magnético terrestre se deformó completamente y esto permitió la entrada de partículas solares hasta la alta atmósfera, dónde provocaron extensas auroras boreales e interrupciones en las redes de telégrafo, que entonces estaba todavía muy poco desarrollado.


En aquella época los cables del telégrafo, invento que había empezado a funcionar el 1843 en los Estados Unidos, sufrieron cortes y cortocircuitos que provocaron numerosos incendios, tanto en Europa como en Norteamérica.

El evento Carrington no tuvo consecuencias brutales debido a que nuestra civilización tecnológica todavía estaba al principio: si hubiese ocurrido en la actualidad, los satélites artificiales dejarían de funcionar, las comunicaciones de radio se interrumpirían y los apagones eléctricos tendrían proporciones continentales, quedando interrumpido el suministro eléctrico durante semanas. Según los registros obtenidos de las muestras de hielo una fulguración solar de esta magnitud no se había producido en los últimos 500 años, aunque se producen tormentas solares relativamente fuertes cada cincuenta años, la última el 13 de noviembre de 1960.

Atendiendo a este ratio, estamos a punto de que una gran tormenta solar ocurra. Y en esa línea van las predicciones de Mausumi Dikpati del Centro Nacional para Investigaciones Atmosféricas (NCAR) de los Estados Unidos hechas en 2006.
El máximo de actividad correspondiente al ciclo 24 será en torno a un 30% mayor que el ciclo 23, lo que supondrá superar al último máximo de 1958 (ciclo 19).

Pero lo cierto es que curiosamente la actividad solar en el presente ciclo solar está siendo muy baja. Los científicos de la NASA y la ESA estaban empezando a dudar si nos encontrabamos ante un nuevo mínimo de Maunder, que duró más de seis ciclos solares, desde 1655 a 1715 y que coincidió con la llamada Pequeña Edad de Hielo, en la que incluso el Támesis se helaba en invierno a su paso por Londres.

Solo un par de meses después de la predicción de Mausimi el Dr. David H. Hathaway publicaba un artículo anunciando que el siguiente ciclo será uno de los más débiles en actividad solar en los últimos siglos y revisando a la baja las previsiones de Mausimi.
Según David Hathaway, Físico solar de la NASA, “el anillo de convección de la corteza solar se mueve normalmente a una velocidad de un metro por segundo. Así es como ha sido desde el pasado siglo XIX. Pero durante los últimos años esta velocidad se ha reducido un 25% en el anillo norte y un 65% en el anillo sur.” Una menor velocidad de convección significa una menor actividad solar, pero eso no quiere decir que no pueda haber una Gran Tormenta Solar.

"Cada día sabemos más y entendemos menos". Albert Einstein


"End of transmission"




video

viernes, 17 de junio de 2011

KEPLER Y LA INTELIGENCIA EXTRATERRESTRE

Ahora que el telescopio espacial Kepler de la NASA ha identificado 1.235 posibles planetas alrededor de estrellas en nuestra galaxia, un grupo de astrónomos, de la Universidad de California en Berkeley, ha comenzado a usar un radiotelescopio para sintonizar las emisiones de radio de los sistemas solares con mayores posibilidades de albergar planetas con vida, a fin de averiguar si entre las señales naturales hay algunas que denoten un origen artificial, lo que delataría la existencia de una civilización avanzada en el planeta en cuestión.
Para la búsqueda se cuenta con el radiotelescopio GBT, el mayor radiotelescopio direccionable del mundo. Una vez que los astrónomos de la citada universidad adquieran 24 horas de datos sobre un total de 86 planetas que se cree que son parecidos a la Tierra en temperatura y otros parámetros, van a iniciar un análisis preliminar. Después, en unos dos meses, podrán recibir la ayuda de alrededor de un millón de usuarios del programa SETI@home para llevar a cabo un análisis automático más detallado en sus ordenadores domésticos.

Tal como indica Andrew Siemion de la Universidad de California en Berkeley, no hay ninguna certeza de que todas estas estrellas tengan sistemas planetarios habitables, pero son lugares razonables en los que buscar vida inteligente alienígena.
El radiotelescopio GBT escrutará las emisiones de los sistemas solares inspeccionados por el Kepler que posean un planeta candidato en la zona orbital habitable de la estrella. Tal zona es aquella en que, por su distancia a la estrella, el planeta goza en buena parte de su superficie de una temperatura que permite la existencia de agua líquida.

Los 86 sistemas solares fueron elegidos de entre los 1.235 candidatos. Entre los objetivos de rastreo, están los 54 planetas que, según ha determinado el equipo del Kepler, deben gozar de temperaturas parecidas a las de la Tierra y poseer tamaños que van desde el de la Tierra hasta más allá del de Júpiter. El resto de los objetivos es más hipotético.
Después de que el radiotelescopio GBT haya escrutado cada uno de esos 86 sistemas solares, se explorará todo el campo de observación del Kepler para intentar detectar señales de otros planetas no incluidos en esa lista inicial de 86.
Una extrapolación a partir del número de planetas descubiertos por el Telescopio Espacial Kepler indica que podría haber 50.000 millones de planetas en nuestra galaxia.

Cuando inicie este blog, escribi acerca de mis primeros pasos a los ocho años, cuando desarmando radios antiguas, queria comunicarme con seres de otros mundos, ciencia ficcion en esa epoca y ciencia ahora pero sin ficcion....
Como decia mi gran mentor Carl Sagan: " Hemos iniciado un viaje juntos por el espacio y el tiempo ".

"Todas las cosas participan de todo, mientras que la inteligencia es infinita y se gobierna a sí misma y no está mezclada con nada". Anaxágoras

"End of transmission"




video

miércoles, 15 de junio de 2011

DUALIDAD DE LOS ESTADOS CUANTICOS

Como ha sido establecido en la teoría especial de la relatividad, y la ley de la conservación de la energía, las cantidades de masa-energía en el universo siempre fué y siempre será la misma.
La masa podrá convertirse en energía y viceversa, pero la cantidad total de masa-energía en el universo no cambiará.
Dados estos elementos sobre la mecánica cuántica en relación al planteamiento de que la última sustancia de la materia es la energía, de como el observador no es diferente del suceso porque el objeto medido no es separable completamente del experimentador, surge el nuevo paradigma, la nueva pauta de enfocar el modo de conocimiento, en el cual no hay división entre ondas y partículas, entre los cuantos y los campos, entre mente y cuerpo, entre lo mental y lo material, y que es aplicable a la conciencia, entendida esta como investigadora e interpretadora del mundo externo a nosotros.

Hay que tener en cuenta que las leyes estadísticas se aplican a la dinámica de partículas, la mecánica estadística, la termodinámica, así como la sociedad y la historia, en las que varias categorías de determinación contribuyen a producir cada suceso real y determinan la flexibilidad para establecer conexiones causales, por la pluralidad de causas y de efectos.
La probabilidad no es una medida de la ignorancia de los sujetos cognoscentes, sino una cierta tendencia objetiva de los acontecimientos.
En el nivel más primario que seamos capaces de imaginar, el universo es paradójicamente global e indiferenciado, con una unidad lógica que requiere una única invariancia que permanezca invariable frente a toda la complejidad y transitoriedad que observamos en la cotidianidad y de cuyas características de alguna forma surge la realidad de nuestra experiencia con unas características semejantes.

La mecánica cuántica ofrece una realidad más rica porque parte de las descripciones de la esfera atómica y al extenderse en distancias macroscópicas nos lleva a una realidad vinculada con la mente. Las ideas de la mecánica cuántica son muy sugestivas en cuanto la realidad sea un proceso de la mente, porque la existencia de los "estados cuánticos" explican diversos fenómenos en la naturaleza, desde las propiedades específicas de los elementos químicos, pasando por la estructura de las moléculas y la existencia de la vida. La mecánica cuántica ha explicado con éxito todo, desde las partículas subatómicas hasta los fenómenos estelares. No ha habido una teoría con mayor éxito.

No hay que perder de vista el hecho que la realidad de los "estados cuánticos" es diferente de la realidad que se adscribiría a un sistema de partículas ordinarias y que tales "estados cuánticos" son realidades físicas, aunque no puedan ser descritos con los conceptos de la física clásica.
Sin embargo, algunas algunas veces observamos como las cosas evolucionan de de mal a peor, como cuando una taza se rompe en fragmentos, pero no vemos recomponerse una taza a partir de los fragmentos: la segunda ley de la termodinámica dice que la entropía de un sistema fìsico cerrado no disminuye (es decir no tiende hacia el orden) con el paso del tiempo: la existencia en la práctica de un mayor número de formas de pasar del orden al desorden que del desorden al orden, origina una mayor probabilidad de ocurrencia de las condiciones típicas en las que el desorden se sigue con mayor facilidad con lo cual surge una “ilusión” de una ley de la naturaleza que produce desorden. Sin embargo, en un nivel fundamental, estas leyes poseen simetría temporal, según lo cual admitirían la inversión temporal de cualquier secuencia de acontecimientos permitida.

Y aunque se ha afirmado que el vincular las ideas de la mecánica cuántica con la realidad podría traer los peligros de una sobresimplificación epistemológica , que la realidad cuántica no tiene nada que ver con el mundo real de los procesos macroscópico y a que el nivel cuántico es tan microscópico que sus interacciones pueden ignorarse para todos los fines prácticos en el mundo macroscópico , al retomar el pensamiento de Heisenberg sobre la moderna física atómica "como un mero eslabón en la cadena infinita de los diálogos entre el hombre y la naturaleza", no se puede ignorar la gran cantidad de hechos divergentes existentes en la comunidad de físicos atómicos al buscar los fundamentos de la mecánica cuántica y la realidad.

Una cuestión paradójica en la mecánica cuántica surgió cuando Heisenberg relaciona el principio de incertidumbre con el problema filosófico del libre albedrío y considera que aquellos mecanismos del cerebro que son explicables por la mecánica cuántica, son de tipo no determinista, y por tanto, homologables a mecanismos físicos relacionados con un libre albedrío individual. ¿Y por qué es homologable la incertidumbre de una partícula con el libre albedrío? ¿No parece haber aquí un contrasentido en pretender explicar una jerarquía superior como la conductual a partir de una menor como lo es la de los átomos? ¿No estaremos frente a los peligros implícitos de la sobresimplificación epistemológica?

Una de las divergencias planteadas para vincular la conciencia con los conceptos de la mecánica cuántica proviene del hecho que cuando los físicos teóricos hablan de las partículas subatómicas, de las ondas y de los campos, se refieren a que de algún modo están mezclados los unos con los otros, pero sin explicar en términos categoriales la interacción de la materia inerte con el nivel biológico, ni la interacción de este con el nivel mental y así sucesivamente.

El comentar sobre los paralelismos entre la mecánica cuántica y la conciencia, puede conducir a pensar que habrá convergencia de los particulares modos de conocer de estas dos disciplinas en alguna coordenada común de la realidad.

Las características inherentes de cada uno de estos modos de conocimiento, de la física y de las neurociencias con el enfoque particular de la conciencia pueden ser interdependientes e interpenetrantes, pero teniendo en cuenta que las propiedades de la conciencia no pueden ser reducidas a las de la materia física.

Es importante tener en cuenta que la mecánica cuántica y la conciencia son conocidas por sus enfoques epistemológicos diferentes -por ser ambas relativas al conocimiento de mundos diferentes-, es decir, la contemplación -en el caso de la conciencia- por oposición a la percepción sensorial y al razonamiento conceptual -en el caso de la física-.

"Como la vista es al cuerpo, la razón es al espíritu. No hay nada en nuestra inteligencia que no haya llegado a ella por medio de los sentidos". Aristóteles

"End of transmission"




video

martes, 14 de junio de 2011

SIMETRIA GALACTICA

Un grupo de astrónomos británicos acaba de realizar un descubrimiento extraordinario. Un nuevo brazo espiral en nuestra galaxia o, más precisamente, un enorme fragmento hasta ahora desconocido de uno de los dos brazos principales de la Vía Láctea.
Igual que sucede con otras galaxias espirales, la Vía Láctea, la galaxia en que vivimos, está formada por un gran disco central de cuyos extremos surgen dos largos brazos repletos de estrellas, polvo y gas, que se curvan alrededor de un denso y alargado núcleo central. Entre todas las clases de galaxias que existen, la nuestra es una espiral barrada.

El Sol, la Tierra y el resto del Sistema Solar se encuentran en una pequeña ramificación de uno de esos brazos, una especie de "vía muerta" justo entre Perseo y el Escudo Centauro, los dos brazos principales, a unos 25.000 años luz del centro
Sin embargo, y debido a que estamos dentro, no resulta fácil adivinar cuál es la verdadera forma de nuestra galaxia. La Vía Láctea contiene grandes cantidades de gases y polvo que obstaculizan la visión. Por eso, por nuestra posición, no podemos tener una imagen clara del conjunto y sólo podemos ver fragmentos aislados de los brazos.

Resulta mucho más sencillo estudiar galaxias distantes, que podemos ver enteras, que la nuestra propia. Por ejemplo, conocemos con mucha más exactitud las formas de Andrómeda, nuestra vecina, a dos millones de años luz de distancia, que las de nuestro propio hogar en el espacio.
Existen, es cierto, modelos teóricos de la Vía Láctea, y muchas razones para pensar que tiene la forma de un molinillo, con dos enormes brazos repletos de estrellas. Pero no hay forma de estar absolutamente seguros. Ni tampoco de estudiar directamente los detalles.

La imagen que acompaña estas líneas (realizada por Tom Dame, uno de los descubridores del nuevo brazo), muestra la estructura básica de la Vía láctea: dos largos brazos espirales que surgen de los extremos de una gran barra central. En gris aparecen los fragmentos que aún no han podido ser detectados. Arriba, a la izquierda, el nuevo brazo recién descubierto.


Por suerte para la Ciencia, y más allá de los instrumentos ópticos, los astrónomos han desarrollado otras clases de "ojos" capaces de atravesar las densas nubes de polvo que nos rodean y "ver" lo que hay más allá de ellas. Esos instrumentos no buscan luz ordinaria, sino ondas de radio. Y resulta que las moléculas de monóxido de carbono, extraordinariamente abundantes en los brazos de las galaxias espirales, son excelentes emisoras de radio y, por lo tanto, la clase de objetos que los instrumentos pueden rastrear.

Utilizando un pequeño telescopio de apenas 1,2 metros, instalado el el tejado de su laboratorio de Cambridge, los astrónomos Tom Dame y Pat Thaddeus se centraron en las emisiones de radio de las moléculas de monóxido de carbono para buscar evidencias de brazos espirales en las zonas más distantes de la Vía Láctea. Y descubrieron un nuevo y enorme brazo, con grandes concentraciones de ese gas.
Los investigadores piensan que el nuevo brazo espiral es, en realidad, el tramo final y más distante de Escudo Centauro, una de las dos ramas principales. Si se confirma, Dame y Thaddeus habrán demostrado que la Vía Láctea posee una sorprendente simetría en sus formas. El nuevo brazo, en efecto, sería la contraparte simétrica del de Perseo.

"La belleza depende tanto del tamaño como de la simetría". Aristóteles

"End of transmission"





video

miércoles, 8 de junio de 2011

EL UNIVERSO ATEMPORAL

El concepto de tiempo como una forma de medir la duración de los eventos no sólo es profundamente intuitiva, sino que también desempeña un papel importante en nuestra descripción matemática de sistemas físicos. Por ejemplo, podemos definir la velocidad de un objeto en su desplazamiento mediante un tiempo determinado. Sin embargo, algunos investigadores teorizan que esta idea newtoniana del tiempo como una cantidad absoluta que fluye por sí mismo, junto con la idea de que el tiempo es la cuarta dimensión del espacio-tiempo, son incorrectas. Proponen sustituir estos conceptos de tiempo con el fin de que corresponde con mayor precisión con el mundo físico: el tiempo como una medida de orden numérico de cambios.

Amrit Sorli, Davide Fiscatelli y Klinar Dusan del Centro de Investigaciones Científicas Bistra en Ptuj, Eslovenia, han descrito con más detalle lo que esto significa.
Para comenzar, esta nueva idea, explica lo que normalmente se identifica como tiempo, una cantidad física absoluta que juega el papel de la variable independiente (tiempo, t , es a menudo el x -eje en los gráficos que muestran la evolución de un sistema físico). Pero, como señalan, nunca mide realmente t . Lo que se mide la frecuencia, velocidad, etc dle objeto. En otras palabras, lo que experimentalmente existe es el movimiento de un objeto y el tic-tac del reloj, y comparamos el movimiento del objeto con la aguja del reloj para medir la frecuencia, velocidad, etc del objeto. Por sí mismo, t sólo tiene un valor matemático, y no tiene una existencia física primaria.

Este punto de vista no significa que el tiempo no exista, pero el tiempo tiene más que ver con el espacio que con la idea de un tiempo absoluto. Así, mientras que el espacio-tiempo por lo general se considera que consta de tres dimensiones espaciales y una dimensión temporal, el nuevo punto de vista de los investigadores sugiere que es más correcto imaginar el espacio-tiempo de cuatro dimensiones espaciales. En otras palabras, como se suele decir, el universo es “atemporal”.

El Espacio de Minkowski no es 3D + T= 4D”, escriben los científicos en su trabajo más reciente. “El punto de vista que considera el tiempo como una entidad física en que se produzcan cambios sustanciales es aquí reemplazado por una visión más conveniente de momento, sólo el orden numérico de los cambios. Esta visión se corresponde mejor con el mundo físico y tiene más poder explicativo para describir los fenómenos físicos inmediatos. Gravedad, interacción electrostática o transferencia de información EPR son fenómenos físicos efectuados directamente en el espacio en el que ocurren los fenómenos físicos “
Como los científicos agregaron, las raíces de esta idea surgen del propio Einstein.

“El tiempo no tiene existencia independiente aparte del orden de los acontecimientos que podamos medir. El tiempo es exactamente el orden de los acontecimientos: esta es mi conclusión.” En el futuro, los científicos planean investigar la posibilidad de que el espacio cuántico posea tres dimensiones espaciales, como Sorli explicó.

“La idea del tiempo como la cuarta dimensión del espacio no trajo grandes avances en la física y está en contradicción con el formalismo de la relatividad especial”, dijo. “Estamos desarrollando un formalismo cuántico del espacio en 3D basado en el trabajo de Planck. Parece que el universo es tridimensional a partir de lo macro hacia el nivel micro al volumen de Planck, que por formalismo es tridimensional. En este espacio 3D no hay “contracción de longitud,” no hay “dilatación del tiempo.” Lo que realmente sucede es que la velocidad de cambio de material es “relativa” en el sentido de Einstein. “

Los investigadores dan un ejemplo de este concepto de tiempo imaginando un fotón que se mueva entre dos puntos en el espacio. La distancia entre estos dos puntos se compone de distancias de Planck, cada una de ellas es la distancia más pequeña que el fotón se puede mover. (La unidad fundamental de este movimiento es el tiempo de Planck.) Cuando el fotón se mueve una distancia de Planck, se mueve exclusivamente en el espacio y no en tiempo absoluto, explican los investigadores. El fotón puede considerarse como el movimiento del punto 1 al punto 2, y su posición en el punto 1 es “antes de” su posición en el punto 2 en el sentido de que el número 1 se presenta ante el número 2 en orden numérico. Este orden numérico no es equivalente al orden temporal, es decir, el número 1 no existe antes de que el número 2 en tiempo, sólo numéricamente.

Como explican los investigadores, sin necesidad de utilizar el tiempo como una cuarta dimensión del espacio-tiempo, el mundo físico puede ser descrito con más precisión. Como el físico Enrico Prati señaló en un reciente estudio, la dinámica de Hamilton (ecuaciones de mecánica clásica) es robusta bien definidos sin el concepto de tiempo absoluto. Otros científicos han señalado que el modelo matemático de espacio-tiempo no se corresponde con la realidad física, y proponer que un eterno “espacio de estado” proporciona un marco más preciso.

Los científicos también investigaron la falsabilidad de las dos nociones de tiempo. El concepto del tiempo como cuarta dimensión del espacio -como una entidad física fundamental en la que un experimento se produce- puede ser falsificada por un experimento en el que el tiempo no exista, según los científicos. Un ejemplo de un experimento en el que el tiempo no está presente como una entidad fundamental es el experimento de Coulomb, matemáticamente, este experimento se lleva a cabo sólo en el espacio. Por otra parte, en el concepto de tiempo como un orden numérico de los cambios que tienen lugar en el espacio, el espacio es la entidad fundamental física en la que un experimento dado se produce. Aunque no se conoce todavía como este concepto puede ser falsificado por un experimento en el que el tiempo (medido por relojes) no sea el orden numérico de cambio material.

La teoría de Newton sobre el tiempo absoluto no es demostrable, no se puede probar o refutar, se tiene que creer en ello”, dijo Sorli. ”La teoría del tiempo como cuarta dimensión del espacio es demostrable, y en nuestro último artículo probamos que hay fuertes indicios de que podría estar equivocada. Sobre la base de datos experimentales, el tiempo es lo que medimos con relojes: los relojes miden el orden numérico de cambio material, es decir, el movimiento en el espacio “.

Además de proporcionar una descripción más precisa de la naturaleza de la realidad física, el concepto de tiempo como un orden numérico de cambio también puede resolver la paradoja de Zenón de Aquiles y la Tortuga. En esta paradoja, el veloz Aquiles da a la tortuga una ventaja en una carrera. Pero a pesar de que Aquiles puede correr diez veces más rápido que la tortuga, nunca puede superar la tortuga, ya que, por cada unidad de distancia que Aquiles corre, la tortuga también tiene 10.01 de esta distancia. Así que cuando Aquiles llega a un punto donde la tortuga ha estado, la tortuga también se ha movido un poco hacia adelante. Aunque la conclusión de que Aquiles nunca podrá superar la Tortuga es obviamente falsa, hay muchas explicaciones diferentes propuestas de por qué el argumento es erróneo.

Aquí, los investigadores explican que la paradoja se puede resolver mediante la redefinición de la velocidad, por lo que la velocidad de ambos corredores se deriva del orden numérico de su movimiento, en lugar de su desplazamiento y dirección en el tiempo. Desde esta perspectiva, Aquiles y la tortuga se mueven a través de un espacio único, y Aquiles puede superar a la Tortuga en el espacio, aunque no en tiempo absoluto.

Los investigadores también examinaron brevemente cómo esta nueva visión del tiempo se adapta a la forma en que intuitivamente lo percibimos. Muchos estudios neurológicos han confirmado que tenemos un sentido del pasado, presente y futuro. Esta evidencia ha llevado a la propuesta de que el cerebro representa el tiempo con un ”reloj” interior. Sin embargo, algunos estudios recientes han desafiado este punto de vista tradicional, y sugieren que el cerebro representa el tiempo de una manera espacialmente distribuida, mediante la detección de la activación de diferentes poblaciones neuronales. A pesar de que percibamos los acontecimientos que se produzcan en el futuro, pasado o presente, estos conceptos sólo pueden ser parte de un marco psicológico en el que experimentamos cambios materiales en el espacio.



El que esto escribe tiende a percibir los acontecimientos pasados fuera de un marco psicologico y mucho mas ligado a tratar de revivirlos en tiempo y espacio, no como un deja vu, si como una necesidad de comunicacion conmigo mismo, pero eso es otra historia....como dice al final la frase de Tsiolkovski.


Los incipientes conocimientos que poseemos nos inducen a pensar, que existe una complejidad psicobiológica que nos hermana con el universo todo. El individuo, se sospecha, posee un potencial ilimitado en sus capacidades cognitivas y somáticas. La singularidad evolutiva que llevamos, está oculta en las manifestaciones de esta temporaneidad. Somos más de lo pensado, tal vez sin límites evolutivos físicos e intelectivos con un destino de perfección inimaginable.


"Al principio me viene necesariamente a la mente la fantasía. Desfilan después lo cálculos matemáticos, y sólo al final la realización corona el pensamiento". Konstantín Eduardovich Tsiolkovski.


"End of transmission"



video

lunes, 6 de junio de 2011

UNA GRIETA EN EL ESPEJO

Una pequeña grieta en la puerta a un universo alternativo ha sido acuñada para abrir un poco más la misma. Científicos canadienses e internacionales han anunciado un importante avance en su capacidad para capturar y almacenar partículas minúsculas de antimateria, la misteriosa sustancia descrita como una imagen espejo de la realidad cotidiana.
Se encuentra en el corazón de las preguntas más fundamentales de la física.

"Yo llamo a esto un cambio de juego", dijo Makoto Fujiwara, un científico de la Universidad de Calgary y autor principal de un artículo publicado en la revista Nature Physics.
"El mundo de la antimateria es una especie de mundo de los espejos", dijo.
"Realmente estamos espiando. Hay tantas cosas que se pensaba eran de ciencia ficción como la que se puede considerar seriamente ahora para su estudio científico. Estamos muy entusiasmados con esto".
Fujiwara y 40 otros físicos de ocho países que trabajan en Suiza, en la Organización Europea de Investigación Nuclear, CERN , dicen que han sido capaces de mantener a los átomos de anti-hidrógeno - el equivalente de antimateria de hidrógeno ordinario -rompiendo el récord anterior.
El equipo, que incluye a investigadores de cinco universidades canadienses y a las instituciones de investigación, también han sido capaz de atrapar ocho veces más antihidrógeno tanto como antes.
"Realmente nos proporcionará una oportunidad para medir diferentes propiedades de la antimateria con mucha precisión", dijo Fujiwara.
"Se puede pensar en una gran cantidad de estudios que no eran ni siquiera imaginables antes."

Los físicos creen que cuando el universo se creo hace unos 14 mil millones de años, como se postula en la teoría del Big Bang, la materia y la antimateria se crearon en la misma cantidad. Pero el universo no contiene ahora casi ningún rastro de antimateria y los científicos quieren saber qué pasó con ella.
"Es una de las preguntas fundamentales de la física y la astronomía: ¿qué pasó con la antimateria". Fujiwara dijo.

Los científicos del CERN, uno de los centros más grandes y mejor equipados del mundo para la investigación de la física, fueron los primeros capaces de crear antimateria en 2002 por el chasquido de las partículas atómicas, justo cerca de velocidad de la luz.
Pero la materia y la antimateria se aniquilan entre sí en una explosión de energía cuando entran en contacto, por lo que los investigadores no pudieron mantener la antimateria.

En Noviembre pasado, una "botella magnética" sin paredes físicas les ha permitido crear y almacenar antimateria por primera vez - 38 átomos de antihidrógeno de cerca de 0.17 segundos.
Ahora, las mejoras y los refinamientos técnicos han permitido tener
308 átomos y almacenarlos por más de 16 minutos.
Fujiwara dijo que los científicos pueden ser capaces de que el estiramiento fuera aún más largo.
El tiempo añadido da a los investigadores una mayor capacidad para estudiar las características de la antimateria - cosas tan básicas como su color y la forma en que reacciona a la gravedad.

Además, el hidrógeno normal es eléctricamente equilibrado. Eso significa que la carga negativa del electrón es igual a la carga positiva del protón. Nadie sabe si lo mismo se aplica a los anti-hidrógenos.
"Para nosotros, esa es la parte realmente emocionante."
Los científicos ahora pueden empezar a recapitular toda la historia de la física del siglo 20, pero esta vez desde el lado de la antimateria, y tomar consciencia de ello.

La consciencia derivaría del mundo material, sería en último extremo una forma peculiar del funcionamiento de la materia, algo así como un espejo de esta, creado por ella misma (aunque deberíamos preguntarnos entonces por qué ese espejo suele ofrecer visiones tan erróneas o deformadas de su objeto).

"Hay dos maneras de difundir la luz... ser la lámpara que la emite, o el espejo que la refleja". Lin Yutang


"End of transmission"



video

sábado, 4 de junio de 2011

ACLARADA LA ENERGIA OSCURA

No es un juego de palabras, pero aclararon lo oscuro, en este caso la energia. Un equipo de astrónomos, co-dirigido por el Profesor Michael Drinkwater de la Escuela de Física y Matemáticas en la Universidad de Queensland, ha demostrado que la misteriosa energía oscura es, de hecho, real y no un error en la teoría de gravedad de Einstein.
Usando el Telescopio Anglo-Australiano, 26 astrónomos (de 14 instituciones diferentes) contribuyeron al “WiggleZ Dark Energy Survey“, que mapeó la distribución de galaxias sobre un volumen sin precedentes del Universo.
Dado que la luz tarda varios años en alcanzar la Tierra, fue el equivalente a mirar siete mil millones de años atrás en el tiempo, más de medio camino hacia el Big Bang.


“Este es el primer estudio de galaxias individuales para abarcar un tramo tan largo del tiempo cósmico”, dijo el Profesor Drinkwater. “Sólo fue posible gracias a la nueva tecnología australiana”. El estudio, que abarcó más de 200.000 galaxias, tardó cuatro años en completarse y esperar para medir las propiedades de la “energía oscura”, un concepto proyectado por Einstein en su Teoría de la Relatividad General.
El científico adaptó sus ecuaciones originales para incluir la idea y más tarde admitió con pesar que había sido “mayor error”.

Energía oscura es el nombre que los astrónomos le dieron a finales de la década de 1990 a la causa desconocida de la expansión acelerada del Universo.
Esta misteriosa energía, que es contraria a la gravedad, compone alrededor del 74% del Universo, con el 22% restante constituido por materia oscura, más el 4% faltante que corresponde a los planetas, estrellas y galaxias de los que solemos escuchar.
“El descubrimiento de la aceleración fue un impacto tremendo, debido a que iba contra todo lo que creíamos que sabíamos acerca de la gravedad”, dijo la co-investigadora Dra. Tamara Davis de la Universidad de Queensland.
“El problema era que los datos de supernovas no podían decirnos si la energía oscura estaba realmente ahí, o si la misma teoría de la gravedad de Einstein estaba fallando”.
WiggleZ usó otros dos tipos de observaciones para proporcionar una verificación independiente de los resultados de supernovas. Uno midió el patrón de cómo están distribuidas las galaxias en el espacio y el otro midió cuán rápido se forman los cúmulos de galaxias a través del tiempo.
“WiggleZ dice que la energía oscura es real. Einstein sigue invicto”, dijo el Dr. Chris Blake, de la Universidad Swinburne, autor principal de los recientes hallazgos, los que serán publicados en dos artículos en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

Según el Profesor Warrick Couch, Director del Centro de Astrofísica y Supercomputación, confirmar la existencia del agente anti-gravedad es un importante paso en la comprensión del Universo.
“Aunque la física exacta que se necesita para explicar la energía oscura sigue siendo un misterio, saber que la energía oscura existe es un avance en la comprensión de los astrónomos del origen, evolución y destino de la Universo”, dijo.

Las observaciones de WiggleZ fueron posibles gracias a un poderoso espectrógrafo en el Telescopio Anglo-Australiano. El espectrógrafo fue capaz de fotografiar 392 galaxias en una hora, a pesar de que las galaxias estaban ubicadas a mitad de camino hacia al límite del Universo observable.
“WiggleZ ha sido un éxito debido a que tenemos un instrumento instalado en el telescopio, un espectrógrafo, que es uno de los mejores en el mundo para grandes estudios de galaxias como éste”, dijo el Profesor Matthew Colless, director del Observatorio Astronómico Australiano.
El estudio Wigglez involucró a 18 astrónomos australianos, incluyendo 10 de la Universidad de Tecnología de Swinburne. Fue dirigido por el Dr. Chris Blake, el Profesor Warrick Couch y el Profesor Karl Glazebrook de Swinburne, y el Profesor Michael Drinkwater de la Universidad de Queensland.

"El hombre vive en la oscuridad,en la inconciencia,y es capaz,de volverse lleno de luz.La llama esta ahi;tiene que ser provocada, la conciencia esta ahi,pero tiene que estar despertada". Osho


"End of transmission"




video

jueves, 2 de junio de 2011

TIEMPO PASADO, PRESENTE Y FUTURO


Toda nuestra experiencia está basada en la hipótesis primordial de que el tiempo se puede dividir en pasado, presente y futuro y que con el paso incesante del tiempo se empuja el presente hacia delante. Sin embargo, Albert Einstein dijo que “Para nosotros, los físicos, el pasado, el presente y el futuro son sólo ilusiones, aunque se trate de imágenes muy enraizadas”.

Podemos aproximarnos a la naturaleza del tiempo como psicólogos, como físicos o como filósofos, aunque cada una de estos puntos de vista presenta sus propias contradicciones y restricciones. Desde un punto de vista psicológico, nuestra experiencia consciente del tiempo parece estar claramente definida, ya que consideramos que los acontecimientos del mundo exterior están ocurriendo y no solamente existen. Además, estos acontecimientos ocurren en una secuencia ordenada, en que un instante sigue consecutivamente a otro. Que se sepa, nunca ocurre que nos vayamos a dormir un domingo y nos despertemos el jueves anterior.

Según creencia generalizada, el pasado está formado por acontecimientos que han ocurrido, pero que ya han transcurrido, por lo que ya no existen. Lo único que permanece de ellos son las imágenes que guardamos en nuestros recuerdos y archivos. Los sucesos pasados quedan registrados de una vez para siempre, como en una foto, sin que nadie pueda modificarlos.

Lo mismo que el pasado, también el futuro está formado por acontecimientos que aún no existen, y que se producirán en un momento posterior, pero que en la actualidad son todavía desconocidos. Los que creemos en el libre albedrío de las personas estamos convencidos de que el futuro está abierto y aún sin decidir.

Todos estamos de acuerdo en que la frontera entre el pasado y el futuro es el presente. Pero no es una frontera rígida, sino que según va avanzando el tiempo, el futuro se convierte en presente y posteriormente, de manera casi inmediata, en pasado. El presente de nuestra experiencia consciente es arrastrado continuamente hacia el futuro a lo largo del flujo del tiempo. Mientras tanto, los acontecimientos futuros se convierten en pasados, sin que podamos detener ese movimiento incesante del presente.

Nadie puede ocultar que los acontecimientos actuales se distinguen de los futuros en que son reales. La única evidencia del mundo exterior es la realidad del momento actual. Cuando hablamos del pasado o del futuro, sabemos que no podemos alcanzarlos. En cambio el presente es el momento en el que podemos interaccionar de manera consciente con el mundo exterior.

¿A qué nos referimos cuando afirmamos que vivimos conscientemente el presente?
La manera en que percibimos el tiempo depende fundamentalmente de lo que estamos pensando en aquel momento. Si estamos ocupados en algo que nos apasiona, el tiempo parecerá acelerarse, mientras que si estamos esperando a que ocurra algo sentiremos que el tiempo transcurre con gran lentitud.

La percepción psicológica del tiempo puede quedar también distorsionada si a una persona se le priva de las impresiones de los sentidos. Algunas personas que han tomado drogas alucinógenas han declarado que se invierte el orden de los acontecimientos y se tiene la sensación de viajar a través del tiempo.

El ser consciente del presente tiene un significado más profundo que solamente observar el reloj. En el mundo consciente debemos sincronizar en cada instante nuestra mente con las agujas del reloj. Por otro lado, si no tuviésemos memoria no percibiríamos el pasado ni sabríamos que los hechos suceden en un orden correlativo, en cuyo caso las ideas sobre el pasado y el presente carecerían de relevancia.

Einstein relacionó el tiempo con el espacio. Antes de Einstein cualquier persona podía afirmar que dos acontecimientos habían ocurrido simultáneamente en lugares distintos, como si todo el universo tuviese el mismo presente. La teoría de la relatividad destruyó los fundamentos de esta creencia, mostrándonos que dos sucesos pueden ocurrir simultáneamente para un determinado observador, mientras que un segundo observador, que se desplaza con respecto al primero, puede percibir estos dos acontecimientos consecutivamente, y un tercer observador tal vez los distinga en un orden inverso al del segundo observador. Sin embargo, esto no se percibe en nuestra vida cotidiana, ya que las distancias y las velocidades relativas en nuestro hábitat son demasiado pequeñas para que se aprecie la teoría de la relatividad. La conclusión es que no existe ningún presente que sea igual en un extremo u otro del universo, por lo que el concepto de presente es único para cada persona.

¿Existe el presente como algo objetivo, o es únicamente una ilusión psicológica? En realidad el tiempo parece algo intangible, si creemos en lo que afirmó Albert Einstein de que “la diferenciación entre pasado, presente y futuro no es más que una ilusión”. Pero nosotros nos aferramos a nuestras sensaciones, que nos indican que el tiempo transcurre, aunque solamente el presente nos parezca real, mientras que el pasado contiene todo aquello que ya no existe, y el futuro está todavía sin dibujar.

En la mecánica cuántica, que se ocupa del comportamiento de sistemas microscópicos, el observador tiene un papel fundamental. Los movimientos de las partículas son imposibles de prever, pero si un experimentador examina el microcosmos, cada observación es susceptible de una sola interpretación, que convierte este mundo cuántico en una realidad.

El físico alemán Karl Schwarzchilds afirmó haber descubierto unos pasillos espaciales a los que bautizó como agujeros de gusano, que podrían servir como túneles de comunicación para posibles viajes en esa dimensión desconocida que es el tiempo. Se ha llegado a la conclusión de que estamos rodeados por un gran número de agujeros de gusano, que podrían funcionar como máquinas del tiempo si pudiesen controlarse sus condiciones físicas para utilizarlos como pasadizos hacia el pasado o el futuro.
La posibilidad más prometedora de viajar al pasado se deriva de un efecto de la distorsión espacio temporal provocada por la fuerza de gravedad. Un campo gravitatorio muy intenso puede distorsionar el espacio de tal manera que dos puntos distantes varios años luz puedan quedar enlazados por un túnel mucho más corto, permitiendo realizar viajes espaciales a grandes distancias en poco tiempo.

Desde el origen de los tiempos el hombre se pregunta cuál es la naturaleza del tiempo y si existe objetivamente o no. Planteando el tema desde un punto de vista lógico, llegamos a la conclusión que el tiempo es solamente algo percibido por nuestra mente. Pero también hemos visto que el tiempo puede entenderse como una dimensión física que pertenece a una serie continua del espacio tiempo.

También he explicado las experiencias que demuestran la teoría de la relatividad, donde el tiempo no es una constante universal sino que está condicionado por la posición del observador. Aplicando la lógica deducimos que no existen el pasado y el futuro, pero al descubrir que es factible viajar en tiempo y, por lo tanto, visitar el pasado o el futuro, deducimos que también deben existir. Si podemos viajar en el tiempo es probable que exista un número infinito de universos paralelos a los que podamos viajar, evitándonos caer en inexplicables paradojas. Otra posibilidad que no hay que perder de vista es la de que el pasado y el futuro coexistan e interactúen entre ellos.

Tal vez el tiempo no exista y la dimensión a la que llamamos tiempo es algo que depende de lo que nosotros pensemos sobre él.
O posiblemente el tiempo existe en una sucesión infinita de dimensiones, pero nuestras mentes finitas solamente pueden experimentar un único acontecimiento al mismo tiempo. Los conocimientos actuales sugieren que el universo comenzó con una explosión, pero su destino sigue siendo una incógnita. Tal vez la única manera de averiguarlo sea viajar al futuro.
Esperemos sea posible, hoy eso tambien es una ilusion.

"No, nuestra ciencia no es una ilusión. Pero sí sería una ilusión suponer que lo que la ciencia no puede darnos lo podemos encontrar en otro lugar". Sigmund Freud

"End of transmission"




video