_____________________________________________

jueves, 18 de marzo de 2010

NASA Y STAR TREK



La tripulacion de la mision STS-134 del transbordador Endeavour de la NASA hizo un poster en alusion a el film Star Trek ultimo.

Como toda buena serie de ciecia-ficción, Star trek se basa en principios científicos demostrados en la actualidad (o que están siendo discutidos por los expertos hoy en día) en lo que al aspecto tecnológico y astrofísico se refiere. Así, cuando Stephen Hawking visitó los platós de la nueva generación por deseo propio, detuvo su silla de ruedas ante el decorado de los motores “warp” (los que permiten a la nave Enterprise viajar más rápido que la luz) y sorprendió a todos al teclear en la pantalla del ordenador a traves del cual se comunica: Estoy trabajando en esto.

Basado en el propio espiritu de la serie, la NASA procedio a difundir el poster predicho. La mision STS-134 sera muy importante, entregara el Espectrómetro Magnético Alfa (AMS por sus siglas en inglés), un delicadísimo dispositivo diseñado para detectar varias clases de materia exótica mediante la medición de rayos cósmicos. El AMS está programado para viajar en el transbordador Endeavour y ser instalado en la Estación Espacial Internacional en la misión STS-134, que debería despegar el 29 de Julio.

El AMS se encuentra actualmente en las instalaciones del CERN -Organización Europea para la Investigación Nuclear- en Ginebra, atravesando las últimas pruebas previas a su traslado al Centro Espacial Kennedy. Fue en una de éstas pruebas en las que se detectó una falla.

Detalles acerca de la falla serán revelados mediante las pruebas que estaban programadas a realizarse desde mediados de Marzo. Los administradores de la NASA esperarían entonces hasta mediados de Abril para tomar decisiones respecto al calendario de lanzamientos. Sin embargo, en la agencia espacial estadounidense ya se evalúan los pasos a seguir.

La construcción del AMS, fue propuesta por Samuel Ting, Investigador del MIT y Premio Nóbel (1976), y con él trabajan investigadores de varios países del mundo.

El aparato se llama así por estar asociado a la EEI, que es conocida por los norteamericanos como Estación Alfa, y porque el principal instrumento que lo constituye es un imán que permite medir la masa, la carga (y su signo) de las partículas que lo cruzan, constituyendo lo que en física se conoce como un Espectrómetro de Masas.
Un componente importante de este instrumento, AMS, es un tipo de detector de partículas, denominado de Cherenkov por reconstrucción de anillos (RICH, en inglés). Este detector sirve para medir la velocidad de las partículas, a partir de una radiación luminosa que se produce cuando las partículas que lo cruzan viajan a velocidades cercanas a la de la luz.

Los protones, junto con un número similar de neutrones, constituyen el resto de los núcleos. El protón y el neutrón son partículas muy parecidas, sólo que uno posee carga eléctrica y el otro es neutro (de ahí su nombre) e inestable. Es decir, el neutrón (al igual que el antineutrón) cuando está libre decae en unos pocos minutos. La similitud entre los protones y los neutrones hace, sin embargo, que la probabilidad con que un rayo cósmico produce pares protón- antiprotón, es muy parecida a la de producir pares neutrón-antineutrón.

Así, al viajar por el universo, los rayos cósmicos producen antiprotones, por lo que su detección no implica la existencia forzosa de antiestrellas en el universo. Por eso con el proyecto AMS se buscan antinúcleos más pesados, como el antihelio o el anticarbón, sin embargo, la cantidad de antiprotones que llegan a la Tierra contienen información importante sobre los procesos que sufren los rayos cósmicos.
El problema es que los protones extra solares están mezclados con los que se producen cuando los rayos cósmicos chocan con la atmósfera terrestre.

Una manera de resolver este problema es observar los antineutrones, ya que su corta vida asegura que éstos sólo pueden originarse en el sistema solar, de preferencia en la atmósfera terrestre. De esta manera, como la producción de antiprotones y de antineutrones es muy parecida, medir antineutrones da información sobre la fracción de los antiprotones que tienen un origen local, permitiendo deducir la cantidad de estos últimos que son de origen extra-solar.

Hoy en día la antimateria ha dejado de ser un tema de investigación puramente abstracto, y se utiliza ya en numerosos hospitales, para realizar estudios con aparatos denominados PET, o sea Tomógrafos por Emisión de Positrones.

En los estudios clínicos, a los pacientes se les inyectan fármacos que contienen núcleos inestables que emiten positrones. Estos fármacos se concentran en algún órgano cuyo funcionamiento se desea estudiar y, los positrones que emiten se aniquilan localmente con los electrones del órgano en cuestión produciendo imágenes que dan información valiosa para los médicos.

Por cierto, la aniquilación materia- antimateria es la forma más eficiente que existe para producir energía, mil veces más que la energía nuclear, pues en ella toda la materia se transforma en energía, según la famosa ecuación de Einstein, E=mc2. Con esto en mente, la NASA realiza estudios serios sobre el uso de esta forma de energía, no contaminante, para propulsar los viajes espaciales del futuro.


Volvemos al comienzo, todas las naves de la serie Star Trek se propulsaban con antimateria , deseo o realidad futura ?

"Somos trekkies, resistirse es inutil, seran asimilados"

"End of transmission"

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario