_____________________________________________

viernes, 30 de julio de 2010

DIABLO DE POLVO MARCIANO


Como en la pelicula de Brian de Palma, Mision a Marte, alli hay muchos torbellinos de polvo ( aunque no como lo muestra la pelicula ), pero ahora resulta que en sus seis años y medio en Marte, el robot de exploración de la NASA 'Opportunity' nunca había visto hasta ahora levantarse ante sus ojos un diablo de polvo, a pesar de llevar a cabo algunas búsquedas sistemáticas en los últimos años. Por el contrario, su robot gemelo , Spirit, sí ha tenido este tipo de encuentros en su particular desplazamiento por el planeta rojo.

Una espesa columna de remolinos de polvo aparece en una imagen que el Opportunity tomó con su cámara panorámica el 15 de julio. El vehículo tomó la imagen en el sentido de marcha, al este-sureste, después de un viaje de unos 70 metros.
"Este es el primer diablo de polvo visto por el Opportunity ", dijo Mark Lemmon, científico de la Texas A & M University y miembro del equipo científico del rover.El área recorrida por Spirit, en el interior del cráter Gusev, presenta una textura de tierra más áspera y polvorienta que el área donde Opportunity está trabajando, en la región de Meridiani Planum. Estos factores permiten en Gusev vórtices de viento que se forman más rápidamente y levantan más polvo, frente a las condiciones en Meridiani, explica Lemmon.
Los orbitadores han fotografiado huellas dejadas por los remolinos de polvo cerca de Opportunity, pero las pistas son más escasas que en la zona de Spirit.Sólo un día antes de que Opportunity capturase la imagen de la nube de polvo, el viento limpió algunos de los paneles solares del rover, lo que permitió un aumento de la producción de electricidad de más del 10 por ciento."Eso puede haber sido sólo una coincidencia, pero podría haber una conexión", dijo Lemmon. El equipo está retomando un control sistemático de los remolinos de polvo con la cámara de navegación de Opportunity.
“Estos diablos del polvo marcianos frente a los enanos terrestres de 5 a diez metros, pueden ser de más de 500 metros de diámetro y varios miles de metros de alto. Se sabe que los patrones de las pistas varían de una estación a otra, así que estos enormes conductos de polvo deben ser un factor importante en el transporte del polvo y podrían ser responsables de erosionar la superficie”, dijo Peter Smith de la Universidad de Arizona (Tucson).
"Viejos son los caminos, pero aun echan polvo". Holy Slayer
"End of transmission"

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario