_____________________________________________

miércoles, 14 de julio de 2010

BUCLES MAGNETICOS EN EL SOL



Se han captado un cúmulo de brillantes bucles magnéticos estallando en el Sol mientras se observaba una zona solar particularmente activa.
Las nuevas imágenes del Sol fueron registradas por el Observatorio de Dinámica Solar de la NASA (SDO) en el rango del ultravioleta extrema en el espectro luminoso a lo largo de varios días, empezando el 6 de julio. Se publicó un fotograma del video recientemente por parte del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland (ver video ).

El material solar es de un blanco refulgente en la superficie del Sol, apagándose hacia un naranja cálido cerca del ápice. Un humeante mechón difumina el contorno de los bucles mayores, mientras que los menores parecen desaparecer entre los más brillantes y compactos.
Los arcos son las rutas que toman las partículas solares siguiendo los bucles en constante cambio de las líneas de campo magnético en la superficie del Sol.

También emergieron pequeñas llamaradas, ocultas a la visión de SDO, desde este área de intensa actividad.

Lanzado el febrero, el Observatorio de Dinámica Solar de la NASA es una misión planificada para cinco años de estudio del Sol con un detalle sin precedente. La nave está equipada para registrar vistas en alta definición de las regiones solares activas con una resolución sin precedente.
Las tormentas solares como la vista por SDO tienden a seguir un ciclo de actividad de 11 años y pueden variar desde la relativa tranquilidad a feroces erupciones que pueden viajar hasta la Tierra dependiendo de su dirección.

Durante el periodo activo del ciclo solar, la monitorización del tiempo solar es especialmente importante debido a que supone un riesgo para los satélites y astronautas que están en el espacio.

Para entender cómo se produce el campo magnético solar hay que conocer algunos de los rasgos de nuestra estrella: el gas que lo compone está tan caliente que se configura como un plasma, una forma de materia en la que los electrones se han separado de los núcleos de los átomos. Precisamente el movimiento acelerado de partículas cargadas genera campo magnético, y en el Sol prácticamente nada está quieto: rota, pulsa, y en una zona interna incluso burbujea de forma similar al agua hirviendo (grandes burbujas de gas caliente ascienden hacia la superficie, donde se enfrían y vuelven a descender).

Ahora, ¿cómo explicamos la actividad solar con su magnetismo? Un campo magnético se define con líneas de fuerza que, en condiciones normales, deberían unir directamente los dos polos, el sur y el norte. Pero como el Sol rota más velozmente en el ecuador que en los polos, esas líneas de campo magnético se van torciendo y curvando en el ecuador en dirección este oeste, hasta tal punto que las líneas emergen a la superficie y forman bucles magnéticos, en cuya base suelen hallarse las manchas. Ya hemos comentado que se trata de regiones más frías, y ese descenso de la temperatura se debe a que el campo magnético bloquea el transporte de energía hacia la superficie.

Y ahí no queda todo, porque la mayoría de los fenómenos violentos , las fulguraciones y eyecciones, se localizan en regiones con manchas, o más magnetizadas. De hecho, se cree que las fulguraciones se deben a la liberación repentina de la energía acumulada en líneas de campo magnético sometidas a una fuerte torsión. Fue, precisamente, una intensa fulguración la que produjo en 1989 la tormenta magnética que dejó a oscuras a todo Quebec, además de producir errores en los satélites espaciales e interferencias en las comunicaciones por radio.

"Por muy larga que sea la tormenta, el Sol siempre vuelve a brillar entre las nubes". Khalil Gibran


"End of transmission"


video

No hay comentarios:

Publicar un comentario