_____________________________________________

viernes, 16 de septiembre de 2011

UN MUNDO CON DOS SOLES NOS ESPERA

Astrónomos de Estados Unidos descubrieron el primer planeta que gira alrededor de dos soles, igual que el de Luke Skywalker en la película "La guerra de las galaxias", ( y con un transfondo de la pelicula 2010 El año en que hicimos contacto, de la novela de Arthur C. Clarke 2010: Odisea dos ), un hallazgo sin precedentes en los anales de la astronomía, indicó un estudio publicado ayer jueves.
Este exoplaneta (o planeta fuera del sistema solar), que orbita dos soles en un círculo casi perfecto a unos 200 años luz de la Tierra, fue bautizado Kepler-16b.
Pero a diferencia de Tatooine, el planeta natal de Skywalker, que era caluroso y desértico (debemos estar agradecido tambien con George Lucas por su aporte a la ciencia que vendra luego de su ficcion ), Kepler-16b es un congelado y frío mundo del tamaño de Saturno, (a la espera del Monolito ?).
El planeta fue observado con el telescopio Kepler de la NASA, un artefacto que controla el brillo de 155.000 estrellas, de acuerdo con la investigación, publicada en la revista Science.

"Este descubrimiento es sorprendente", dijo uno de los autores del estudio, Alan Boss, del Departamento de Magnetismo Terrestre del Instituto Carnegie para la Ciencia.
"Una vez más, lo que solía ser ciencia ficción se ha vuelto en realidad", agregó.
Los astrónomos ya habían identificado antes planetas que creían que estaban orbitando dos estrellas, pero es la primera vez que realmente observan uno que en pasa delante de sus dos soles.
"Kepler-16b es el primer ejemplo confirmado, inequívoco, de un planeta circumbinario -un planeta que orbita no uno, sino dos estrellas", dijo otro de los autores del estudio, Josh Carter, del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian (CfA).

"Una vez más descubrimos que nuestro sistema solar es sólo un ejemplo de la variedad de sistemas planetarios que la naturaleza puede crear", agregó en un comunicado.
Si hubiera seres vivos en Kepler-16b, podrían observar un atardecer con dos soles (como los humanos en 2010: El año en que hicimos contacto ), pero este escenario es muy poco probable debido a la temperatura extrema de la superficie helada del planeta de -73 a -101 grados Celsius.
El frío se debe probablemente al hecho de que, aunque el planeta tiene dos soles a los que orbita cada 229 días a una distancia de 105 millones de kilómetros, son más pequeños y más fríos que nuestro único Sol.
Uno de los soles de Kepler-16b tiene una masa equivalente al 20% del nuestro, y el otro al 69%.
Mientras el planeta los orbita, los dos Soles bailan entre sí en una "excéntrica órbita de 41 días", dijo el estudio.

Esta investigación fue dirigida por el científico de Kepler Laurance Doyle, del SETI (Búsqueda de vida extraterrestre inteligente), con sede en California.
Fue publicado en la revista Science del 15 de septiembre, es también el tema de una presentación hecha ayer en la conferencia "Extreme Solar Systems II", en Jackson Hole, Wyoming (USA).

Ahora recopilemos un poco en los otros dos libros que escribio A.Clarke y pensemos si alli tambien no habra revelaciones futuras.Dos años después de salir a la luz el libro 2010: Odisea Dos, Peter Hyams la convirtió en película con el título 2010: El año en que hicimos contacto.
Clarke esperaba escribir otra secuela relacionada con la órbita de Júpiter cuando la nave Galileo de la NASA aportase información del planeta y su sistema de satélites, pero el accidente del Challenger retrasó mucho tiempo el lanzamiento de la sonda, por lo que Clarke no esperó más y escribió la secuela 2061: Odisea Tres en 1987 ambientándola en otro lugar.

Dos soles brillan en el cielo de la Tierra. Los humanos están colonizando el sistema solar con asentamientos y minas en varios satélites de Júpiter, incluso se piensa en la terraformación de Venus y Ganímedes, aunque se sigue respetando la prohibición de aterrizar en Europa por temor a las consecuencias; el cometa Halley regresa al sistema solar interior después de 75 años y una nave tripulada consigue alcanzar su superficie.
Una tras otra, tienen lugar aventuras increíbles que inducen a pensar cómo podrá desenvolverse la humanidad morando distintos emplazamientos a lo largo del Sistema Solar y de qué manera afrontará las incógnitas que esconde el Universo.

En el año 1997 Clarke publica la cuarta y última parte de la saga de la Odisea Espacial. 3001: Odisea Final.
La primera mitad de la novela se centra en las descripciones de cómo ha cambiado la humanidad a lo largo del tercer milenio: política, ciencia, sociedad, religión… lo que le da a la historia un ritmo diferente de sus predecesoras y obliga al autor a un continuo ejercicio de imaginación, del que sale airoso debido a sus vastos conocimientos científicos. Hacia la mitad de la obra, comienza la trama: en el siglo XXVI de descubre TMA-0, el monolito de África que impulsó la evolución intelectual de la futura especie humana (o que le dio “una patada evolutiva en el culo” en palabras de Clarke). Se van conociendo detalles de la naturaleza del monolito y de la civilización que lo construyó. Se deduce que el monolito de Júpiter ejercía como una especie de repetidor situado en un lugar favorable del sistema solar así como la certeza de que puede resultar enormemente peligroso para la humanidad por lo que el protagonista, Frank Poole, se intenta poner en contacto con Dave Bowman y HAL, ahora una sola entidad.

La desaparición de este autor dejará un vacío literario difícil de cubrir en el género de la ficción científica aunque, cómo no, siempre quedarán sus libros, algunos de los cuales han conseguido ser grandes obras de arte, inspirando y haciendo soñar a varias generaciones de lectores como el que esto escribe.


"Los seres del Sol viejo saludaran a los seres del Sol nuevo y sabran que no habra mas oscuridad, ni que estaremos solos en el Universo" 2010: El año en que hicimos contacto.

"End of transmission"




video

No hay comentarios:

Publicar un comentario