_____________________________________________

viernes, 2 de septiembre de 2011

SUPERNOVA SUPERJOVEN

Una supernova descubierta el 24 de Agosto en una galaxia a unos 21 millones de años luz de distancia, la más cerca que cualquier otra de su clase en toda una generación. Los astrónomos creen que cazaron a la supernova pocas horas después de su explosión, una hazaña poco común pero que se hace posible con un telescopio de rastreo especializado y con la técnica de herramientas computacionales.
El hallazgo de una supernova tan temprana y tan cerca ha dado energía a la comunidad astronómica, ya que están luchando para observarla con telescopios como sea posible, incluyendo el Telescopio Espacial Hubble.
Joshua Bloom, profesor asistente de astronomía en la Universidad de California, Berkeley, la llamó "la supernova de una generación". Los astrónomos del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley (Berkeley Lab) y la Universidad de Berkeley, quien hizo el descubrimiento predijeron que iba a ser un objetivo de la investigación para la próxima década, haciéndola una de las supernovas más estudiadas de la historia.

La supernova, llamada PTF 11kly, se produjo en la Galaxia del Molinete, situada en la "Osa Mayor", también conocida como la constelación de la Osa Mayor. Fue descubierta por la fábrica de Palomar transitoria (PTF) un estudio, que está diseñado para observar y descubrir los acontecimientos astronómicos que se produzcan.
Registramos esta supernova muy pronto después de la explosión. 11kly PTF está cada vez más brillante por momentos. Ya es 20 veces más brillante que la de ayer", dijo Peter Nugent, el científico principal del Laboratorio de Berkeley, que vio por primera vez una supernova. Nugent es también profesor adjunto de astronomía en la Universidad de California en Berkeley. "Observar la PTF 11kly y su desarrollo es fascinante. Es un clásico instantáneo cósmico".
Se han usado supercomputadoras del Centro Nacional de Investigación por Computación Científica (NERSC), un departamento del centro de supercomputación de la Energía en el Laboratorio de Berkeley, así como las redes de alta velocidad para el descubrimiento de este evento poco frecuente en el último momento.
El estudio PTF utiliza un telescopio robótico montado sobre el Telescopio Samuel Oschin de 48 pulgadas en el Observatorio Palomar en el sur de California para explorar el cielo nocturno. Tan pronto como las observaciones se toman, los datos viajan a más de 400 millas a través de NERSC a la Fundación Nacional de Ciencias de Investigación de Rendimiento inalámbrico y a la Red de Educación y Energía del Departamento de Energía Red de Ciencias (ESnet).
Se determinó que la supernova pertenece a una categoría especial, llamada de tipo Ia. Nugent señala que esta es la primera vez que se ha tomado el espectro de una supernova de tipo Ia.

"Las supernovas de Tipo Ia son el tipo que usamos para medir la expansión del Universo. Al ver una explosión tan de cerca nos permite estudiar estos acontecimientos en un detalle sin precedentes", dijo Mark Sullivan, el líder del equipo de la Universidad de Oxford, que fue uno de los primeros en seguir esta detección.
"Todavía no lo sabemos con certeza qué causa esas explosiones", dijo Li Weidong, científico senior en la Universidad de Berkeley y colaborador de Nugent. "Estamos usando imágenes del Telescopio Espacial Hubble, tomadas por casualidad años antes de la explosión en busca de pistas sobre el origen del evento."
El equipo estará observando cuidadosamente durante las próximas semanas, y por una petición urgente a la NASA significo que el telescopio espacial Hubble comenzará a estudiar la fisica y química de la supernova.
La captura de las supernovas tan tempranas permite ver las capas exteriores de la supernova, que contienen pistas sobre qué tipo de estrella explotó. "Cuando se les captura de forma tan temprana, con la explosión en realidad se pueden ver trozos quemados de la estrella que explotó! Es fantástico", dijo Andrew Howell de la Universidad de California en Santa Barbara.

"Estamos encontrando nuevas pistas para resolver el misterio del origen de las supernovas que nos ha dejado perplejos durante 70 años. A pesar de buscar en miles de supernovas, nunca hemos visto nada como esto antes".
"La capacidad de procesar todos estos datos en tiempo real y compartir nuestros resultados con colaboradores de todo el mundo a través de la puerta de enlace en NERSC es una herramienta invaluable para el seguimiento de estos eventos de supernova", dice Nugent. "No habríamos sido capaz de detectar y observar a esta supernova tan pronto como lo hicimos nosotros, sin los recursos de NERSC".

A tan solo 21 millones de años luz de la Tierra, una distancia relativamente pequeña para los estándares astronómicos, cuando la supernova esté aún más brillante, incluso puede ser visible con unos buenos prismáticos en el plazo de diez días, que aparece más brillante que cualquier otra supernova de su tipo en los últimos 30 años.
"El mejor momento para ver esta estrella en explosión será justo después de crepúsculo de la tarde en el hemisferio norte en una semana o algo así", dijo Sullivan de Oxford. "Tiene que tener un cielo oscuro y un buen par de binoculares, aunque un pequeño telescopio sería aún mejor."
Los científicos de la PTF han descubierto más de 1.000 supernovas desde que comenzó a funcionar en 2008, pero creen que esto podría ser el descubrimiento más importante hasta ahora. La última vez que una supernova de este tipo tuvo lugar tan cerca fue en 1986, pero señala Nugent que ésa era peculiar y muy oscurecida por el polvo.

"Si conociéramos el verdadero fondo de todo tendríamos compasión hasta de las estrellas". Graham Greene

"End of transmission"



video

No hay comentarios:

Publicar un comentario