_____________________________________________

jueves, 1 de abril de 2010

CEREBROS O COMPUTADORES


Que es mejor para nuestras naves espaciales, tener supercomputadores como mostraba Kubrick en " 2001 Odisea del Espacio" con HAL9000, tener capitanes de Flota Estelar como Kirk en " Star Trek" con cerebros plenos de emociones o tener a Spock con su supercerebro parecido a un computador logico y sin emociones.
Que resultaria mejor para el cumplimiento de la mision.
Fuera de la ciencia ficcion y de todo fanatismo trekkie (del cual soy parte), podemos analizar el comportamiento del ser humano en el espacio correlacionando con Stark Trek.
Antes permitirme hablar un poco de lo que nos dice la ciencia actual:
Antes, en los tiempos de Descartes, se creía que para pensar bien había que pensar con la “cabeza fría”, distanciada de las emociones. Pero ya en estos últimos veinte años en que la neurobiología nos ha deparado más descubrimientos que los que se acumularon en sus cien años anteriores se ha empezado a establecer fehacientemente que la emoción juega un papel muy importante al momento de decidir. Es más: se piensa mejor y se decide mejor si la emoción está a tono con el pensamiento más racional.
Ya lo había reconocido Sigmund Freud: “No hay memoria sin contexto emocional.” Recordamos mejor las cosas que estuvieron relacionadas con el miedo, la violencia, la alegría.
Las áreas emocionales del cerebro participan en la conducta humana. En la toma de decisiones opera inicialmente la emoción. Después, cuando se tiene esta primera impronta emocional, actúa el razonamiento matizando cuál es la mejor opción”.
La conclusión neurobiologica es que las operaciones más refinadas de la mente no están separadas de la estructura y el funcionamiento del organismo biológico, ya que el cerebro y el resto del cuerpo constituyen un organismo indisociable integrado por circuitos reguladores bioquímicos y neurales que se relacionan con el ambiente exterior como un conjunto.
Ahora bien, quien puede ser mejor para llevar adelante una mision, esto podemos sacar en conclusion al ver "Star Trek":
Todos los seres vivos deben adoptar continuamente decisiones respecto a qué rumbo tomar. ¿Debo hacer esto o aquello? Al encontrarme con un depredador, ¿debo huir o enfrentarme a él?
Una criatura ultrarracional como el señor Spock resolvería estos problemas recurriendo a la lógica pura: calculando costes, beneficios y riesgos de cada alternativa hasta identificar la elección óptima. Algo así como una computadora. Pero el señor Spock no vive en el mundo real, y los cerebros no son tan rápidos como una computadora.

La mayoría de decisiones, además, se toman bajo informaciones parciales, objetivos contradictorios y un tiempo limitado. Bajo esta presión, es obvio que la evolución no ha favorecido un cerebro tipo Spock sino tipo Kirk.
El cerebro tipo Kirk se basa en la emoción para guiar la acción en situaciones de conocimiento imperfecto. Las emociones alteran nuestros estados mentales y nos ofrecen listas de acciones que han resultado útiles en anteriores ocasiones similares.
En Star Trek, a Spock sólo se le suele dejar en evidencia en el mundo social, donde su racionalismo exacerbado le convierte en un inepto, incapaz de captar las complejidades y las sutilezas de las demás personas. Pero lo cierto es que Spock también fracasaría en la mayoría de los ámbitos físicos, salvo quizá en escenarios cerrados y matemáticamente computables, fuera de la realidad, como una partida de ajedrez.
Robert Frank, un economista de la Universidad de Cornell, ha expuesto el argumento más convincente a este respecto en su libro "Passions Whithout Reason". Allí defendió que emociones tales como la culpa, la envidia o el amor nos predisponen a comportarnos de formas que pueden ser contrarias a nuestro interés propio más inmediato, pero que nos permiten lograr el éxito social a largo plazo. Así pues, afirma que las emociones tienen una función “estratégica” en nuestra vida social.
Las emociones no sólo son importantes para nosotros sino para los demás. No basta con tenerlas, es importante que los demás también se den cuenta de que las tenemos. Por ejemplo, en el caso de la culpa. Si los demás no perciben que nos sentimos culpables por algo que hemos hecho mal, entonces la emoción pierde gran parte de su efecto socializador: que los demás nos perdonen o comprendan. Y a la larga será más fácil que los demás confíen en ti y que no les traiciones.
El caso de HAL9000 es un ejemplo de que no siente culpa por lo que hace.
Para el personaje de Spock le queda la salvedad de que como es medio humano en determinados momentos usa su logica inexorable para sacrificarse por los demas.
No es ese tambien un sentimiento humano ?
La serie tomo su cerebro supercomputacional para el reemplazo de una maquina que permitia la vida en un planeta, por lo que lo asocio mas a una maquina que a un ser biologico. En " Spock`s brain" podemos notar como un cerebro puede disociarse del cuerpo.
"Larga vida y prosperidad, Spock"
"End of transmission"

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario