_____________________________________________

miércoles, 7 de abril de 2010

COMO NOS AFECTARA EL CICLO 24 DEL SOL


Científicos estadounidenses, con ayuda de modelos de computadora sobre dinámica solar, pronostican que el ciclo 24 de manchas solares será 30 a 50% más intenso que sus predecesores.
Este pronostico fue desarrollado por científicos del Centro Nacional para Investigación Atmosférica (NCAR) en Boulder, Colorado.
Los resultados de la investigación, financiados por la Fundación Nacional de Ciencias (NSF) y la NASA, fueron publicados en línea en la revista especializada Journal Geophysical Research Letters.
Los científicos ahora predicen que el ciclo 24, producirá manchas solares a través de un área levemente más grande que corresponde a 2,5 por ciento de la superficie visible del Sol.
Se proyecta que el ciclo alcance su pico cerca del año 2012, un año más tarde que el indicado por métodos alternativos de pronósticos que confían en estadísticas.
Analizando ciclos solares recientes, los científicos también esperan pronosticar la actividad de ciclos de manchas solares hasta 22 años en el futuro.
El equipo planea publicar el año próximo un pronóstico del ciclo 25, que arribará a principios del 2020.
Los investigadores esperan predecir los años de los ciclos del Sol que conduzcan por adelantado a planes más exactos contra las tormentas solares, que puedan alterar las órbitas de los satélites e interrumpir las comunicaciones, además de colapsar sistemas de energía.
El equipo ha verificado la información usando una nueva técnica llamada heliosismología, basada en parte en observaciones de instrumentos de la NASA.
Esta técnica sigue las ondas acústicas que reverberan dentro del Sol para revelar los detalles sobre el interior, de forma similar como un médico utiliza un ultrasonido para ver dentro de un paciente.
"El pronóstico del ciclo solar ayudará a la sociedad a anticipar tormentas solares", dice Paul Bellaire, director de la NSF, institución que financió la investigación.
"(Se están realizando) descubrimientos importantes usando heliosismología. Con esta técnica nosotros podemos obtener una imagen del lado lejano del Sol", dijo el experto.
Los científicos adquirieron confianza adicional en el pronóstico demostrando que podían simular los últimos ocho ciclos solares con más del 98 por ciento de exactitud.
"El modelo ha demostrado la habilidad necesaria que se utilizará como herramienta de pronóstico", dice Mausumi Dikpati, de NCAR.
El equipo también incluye a científicos como Peter Gilman y Guiliana de Toma de NCAR.
"Ésta es una brecha significativa con usos importantes, especialmente para las sociedades dependientes de satélites", dice Gilman.

El Sol tiene ciclos de al menos 11 años de máxima actividad; pasa de tormentas a la tranquilidad, y de vuelta otra vez.
Los científicos solares han seguido estos ciclos sin poder predecir su intensidad relativa o sincronización, dice Dikpati.
Las tormentas solares están ligadas a campos magnéticos torcidos que encajan a presión y lanzan repentinamente enormes cantidades de energía.
Tienden a ocurrir cerca de las regiones oscuras de campos magnéticos concentrados, conocidas como manchas solares.
El modelo de computadora de NCAR, conocido como modelo predictivo de transporte de flujo dinámico, dibuja en la investigación que la evolución de manchas solares es causada por una corriente del plasma, o gas electrificado, que circula entre el ecuador del sol y sus polos entre 17 y 22 años.
El plasma actúa como banda transportadora, trasladando las impresiones de manchas solares de los dos ciclos solares anteriores.
Mientras vuelven hacia el ecuador, se estiran y se tuercen por la rotación interna del Sol, llegando a ser gradualmente menos estables que el plasma circundante.
Esto provoca eventualmente que líneas en espiral del campo magnético se levanten hacia arriba, para propagarse través de la superficie del Sol, creando nuevas manchas solares, comenzando el ciclo otra vez.
Mucho del actual trabajo de la heliosismología apunta al estudio de los campos magnéticos solares, ya que las ondas acústicas son parcialmente transformadas en ondas magnéticas. Está naciendo la magnetoheliosismología, la que nos entregará información sobre procesos como el calentamiento coronario solar.
La información que puede ser obtenida por técnicas sísmicas es enorme. Constantemente, nuevos enfoques y técnicas se desarrollan para aumentar la precisión en el testeo de variables y teorías astronómicas. Nuevas misiones espaciales están entregando gigantesca cantidad de datos. Yendo un paso más adelante, el mismo enfoque heliosismológico usado para entender nuestro Sol está comenzando a ser usado para estudiar estrellas distantes.
Finalmente, debemos siempre recordar que aunque el Sol sea solamente una simple estrella más, es el mejor laboratorio que tenemos para probar nuestro conocimiento de las estructuras estelares y sus procesos. El avance astronómico logrado en los últimos 30 años usando heliosismología es impresionante, y esta nueva ciencia puede ser considerada una revolución astronómica, comparable con el análisis espectroscópico estelar de Huggins de finales del siglo XIX.
"End of transmission"

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario