_____________________________________________

miércoles, 28 de abril de 2010

COSMOLOGIA: EL UNIVERSO EN EXPANSION

De la nube primitiva de Hidrógeno y Helio, en un período del orden de mil millones de años se formaron proto-galaxias, que evolucionaron con gran número de choques y procesos de de aglomeración resultando en grandes galaxias y cúmulos. No hay todavía una descripcion detallada de esa época, ni sabemos por qué el Universo contiene sólo materia y no una cantidad igual de antimateria. Tampoco sabemos si hay otras masas reales o equivalentes (en forma de energía) para dar razón de los efectos gravitatorios en la periferia de muchas galaxias y en los grandes cúmulos.
De no aceptarse una posible variación de la fórmula que relaciona la fuerza con la aceleración gravitatoria (según la propuesta de Mardochai Milgrom) será necesario admitir que una materia oscura desconocida, que no intervino en las reacciones nucleares primitivas, debe estar presente con una abundancia al menos de 10 veces la materia ordinaria.
Medidas recientes del brillo de Supernovas muy distantes han llevado a afirmar que la expansión del Universo se está acelerando (algo propuesto ya hace 30 años por Gunn y Tinsley en un artículo publicado en Nature para un Universo siempre finito pero sin masa suficiente para contraerse) con un efecto atribuido a una energía repulsiva del espacio vacío, cuya densidad permanece constante durante la expansión (en contra de la ley de conservación de masa y energía).

El 11 de Febrero de 2003 los espectacularmente y precisos datos cósmicos adquiridos durante el primer año de observación por el satélite WMAP (Wilkinson Microwave Anisotropy Pulse) de la NASA fueron noticia de primera plana en el “New York Times” y, al día siguiente, en los principales periódicos de todo el mundo. En ellos se daba una cifra muy precisa para la “edad del Universo”, es decir, para el tiempo transcurrido desde el instante del Big Bang hasta el presente: 13,7 miles de millones de años.
Aunque los datos obtenidos por el WMAP no coincidían exactamente con las
estimaciones de la “Teoría Inflacionaria”, propuesta por Alan Guth hace 25 años, el rotativo neoyorquino presentaba los datos obtenidos como una confirmación de dicha teoría, que postulaba una tremenda expansión del universo, a densidad constante, durante un cortísimo periodo de tiempo, a 10–39 segundos del Big Bang.
La densidad de energía durante la “Inflación” habría sido enorme comparada con las condiciones físicas más extremas accesibles en los más grandes aceleradores actuales.

¿Qué nos dicen los datos observados más recientes acerca de la finitud o no del
Universo?

En primer lugar, hay que decir que últimamente se han puesto de moda
teorías que, cada vez con más audacia, sostienen la existencia de infinitos
“Multiversos”, caracterizados cada uno de ellos por un juego de constantes universales características (G = constante gravitatoria, c = velocidad de la luz, h = constante de acción de Planck, etc ) con magnitudes distintas de las que pueden medirse aquí y ahora con gran precisión, en nuestro Universo observable.

"Los hombres no son sino los instrumentos del genio del Universo" Hegel

"End of transmission"

video

2 comentarios:

  1. Gracias por mantenerme actualizado con su Blog Alfredo... Cristian Rojas. (Colombia)

    ResponderEliminar
  2. El fondo cósmico de microondas no puede ser ni el eco del Big-Bang, ni sus supuestos restos fósiles, por varias razones que se caen de su peso:

    1. Cuando se produjo el Big-Bang, según sus defensores, no existía nada, por lo tanto, la onda expansiva o la energía liberada de la gran explosión no pudo haber chocado con nada para que se produjera un supuesto eco o secuencia de ecos que todavía puedan ser detectables en nuestro planeta. El eco son ondas que rebotan en algún obstáculo que encuentran en su camino. La onda expansiva de la gran explosión tuvo que alejarse del sitio donde se produjo, formando una gran esfera en su frente energético en crecimiento explosivo, abriéndose paso entre la nada, y que al no encontrar ningún obstáculo, debe haber seguido creciendo indefinidamente y pasó hace ya miles de millones de años por este sitio, por donde posteriormente se formó nuestro planeta, por lo tanto actualmente, donde está la tierra, es imposible detectarse ningún eco proveniente de la tal explosión.

    2. La energía liberada en el Big-Bang, como la de cualquier explosión, debió haber sido emitida de un solo golpe, con una misma intensidad y en un solo instante y no durante un intervalo de tiempo considerable, primero con gran intensidad y luego, después de mucho tiempo continuar una emisión débil, como para que todavía hoy estén llegando sus restos directamente hasta nosotros y se estén detectando como los llamados o los supuestos : “Restos fósiles del Big Bang”. La única posible onda producida por la supuesta explosión ya va supremamente lejos en el tiempo y en el espacio y viaja alejándose de nosotros.

    Cómo hoy vamos a poder detectar algo que pasó por aquí cuando nosotros no existíamos.

    Amigos del Big-Bang y de la inflación, por qué no se inventan otra “Prueba Reina” más convincente para su teoría.

    Ver Artículo completo en :

    http://www.monografias.com/trabajos68/nueva-teoria-universo/nueva-teoria-universo2.shtml

    ResponderEliminar