_____________________________________________

miércoles, 27 de junio de 2012

MINERIA ESPACIAL : EXPLORANDO ASTEROIDES


¿Será que los minerales del planeta están agotándose?  Un proyecto reciente para buscar minas en asteroides en búsqueda de platino, níquel y otros ingredientes para la producción de metales se basa, en parte, en la noción de que enfrentaremos una escasez en un futuro no muy distante. El grado de esa escasez es tema de debate, de la misma forma que la capacidad de las tecnologías actuales de radar y de perforación para encontrar nuevas fuentes de recursos –que tal vez no consigan sacia el apetito cada vez mayor de la civilización por productos a base de metales, desde prótesis de rodillas a los iPads.

Los inversores liderados por el director-presidente de Google Inc., Larry Page, y por el director de cine James Cameron lanzaron en abril Planetary Resources Inc., con el mensaje de que los recursos de la tierra pueden en breve no ser suficientes frente a la demanda de una población que se aproxima a los 10 mil millones. Caterpillar Inc. ya se unió a la NASA, para desarrollar equipamiento de minería en el espacio. “Vemos las operaciones autónomas de equipos como siendo el mismo tiempo de tecnología que puede ser usada en la Luna o en cualquier aplicación de minería”, dijo Michele Blubaugh, gerente de Servicios de Tecnología de Inteligencia de Caterpillar.

Pero las firmas que ganan dinero con minería en el planeta dicen que la Tierra es una mina gigante, prácticamente inagotable, con tantos lugares inexplorados como el espacio sideral. “Creemos que hay minerales suficientes para 10.000 años más de civilización”, dijo Andrew McKenzie, geólogo que es director-presidente de la división de metales no ferrosos de BHP Billiton PLC.
En la mayoría de los casos, las reservas contienen minerales excepcionalmente concentrados en un único lugar- bien por encima de lo que científicos y geólogos llaman de “abundancia en la corteza”, o la frecuencia en que un mineral es encontrado en una roca específica. El cobre, por ejemplo, debe ser encontrado en niveles que superen en 50 veces su nivel natural de abundancia media de la corteza del 0,006%, para que valga la pena extraerla; el oro, 1.000 veces. Esas concentraciones son creadas generalmente por eventos geológicos como erupciones volcánicas o cambios de las placas tectónicas que envían fluidos calientes cargados de metal para partes más accesibles de la corteza terrestre.

La razón más convincente para la minería de asteroides sería un elemento aún no deseado que termine haciéndose valioso a causa de algún avance tecnológico futuro. Eric Anderson, uno de los fundadores de Planetary Resources, la nueva empresa de minería del espacio, dijo que ya descubrió como explotar un asteroide de 120 metros de largo, que él calcula contiene 330 toneladas de platino, al costo de 431 dólares por onza, un poco más que la minería de platino cuesta en la Tierra. Los métodos posibles incluyen el uso de robots para envolver el asteroide en una bolsa que disolvería los minerales.
El plan es lanzar la primera nave —un telescopio para buscar asteroides cercanos— en los próximos dos años. Después, la empresa enviará una serie de exploradores a los asteroides. Y más tarde llegarán las tareas de explotación, que en un principio buscarán agua y luego platino.
Una posibilidad que está barajando la empresa es “empujar” un pequeño asteroide, de unos 91 metros de largo, hasta una órbita de la Tierra más cercana que la Luna. Por los meteoritos que han caído en nuestro planeta, los científicos saben que algunos asteroides presentan unas concentraciones de platino 20 veces superiores a la del mineral de una cantera terrestre. La empresa tendría que desarrollar tecnología robótica para extraer el elemento. Con todo, “para poder explotar asteroides a gran escala aún faltan décadas”, admite Anderson.
Al mismo tiempo, otra compañía emergente también de EE. UU., Moon Express, comunica que está interesada en explorar las riquezas minerales de la luna, empezando por los metales preciosos depositados en su superficie por los meteoritos.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/economia/view/46359-Miner%C3%ADa-en-asteroides-de-qui%C3%A9n-ser%C3%A1n-ingresos


Al mismo tiempo, otra compañía emergente también de EE. UU., Moon Express, comunica que está interesada en explorar las riquezas minerales de la Luna, empezando por los metales preciosos depositados en su superficie por los meteoritos. 

 El Tratado del Espacio Exterior que comenzó en 1967 como un acuerdo entre la Unión Soviética, los EE. UU. y el Reino Unido, ahora abarca a un centenar de países más. Estipula que “la exploración y el uso del cosmos exterior debe realizarse en beneficio de todos los países y debe ser competencia de toda la humanidad”. El documento prohíbe a los estados hacer concesiones territoriales. Específica que la luna y los cuerpos celestes no son sujetos de apropiación nacional, es decir, no puede haber soberanía de un estado sobre ellos. Sin embargo, el documento deja fuera del marco de la discusión si la ley obligatoria para los estados miembros es aplicable también a las compañías privadas.
¿Podría una empresa declarar que un asteroide es de su propiedad si es la primera que toca su superficie? Y si el derecho a poseer el cuerpo celeste es algo cuestionable, quién en este caso tendrá derecho a apropiarse de los minerales extraídos de él y del dinero que se obtenga de su venta? Son ‘detalles’ jurídicos que todavía están por resolver.

"Mirando al espacio, todo lo que tiene valor en la Tierra – metales, minerales, energía, propiedades, agua – todo existe en cantidades casi infinitas en él".  
Eric Anderson de Planetary Resources.

"End of transmission"



Al mismo tiempo, otra compañía emergente también de EE. UU., Moon Express, comunica que está interesada en explorar las riquezas minerales de la luna, empezando por los metales preciosos depositados en su superficie por los meteoritos. Las preguntas básicas que se plantean una vez uno conoce estos planes son: ¿por qué tienen derecho a hacerlo? ¿Pagarán impuestos? ¿A quién? La ley internacional no tiene respuestas. El Tratado del Espacio Exterior que comenzó en 1967 como un acuerdo entre la Unión Soviética, los EE. UU. y el Reino Unido, ahora abarca a un centenar de países más. Estipula que “la exploración y el uso del cosmos exterior debe realizarse en beneficio de todos los países y debe ser competencia de toda la humanidad”. El documento prohíbe a los estados hacer concesiones territoriales. Específica que la luna y los cuerpos celestes no son sujetos de apropiación nacional, es decir, no puede haber soberanía de un estado sobre ellos. Sin embargo, el documento deja fuera del marco de la discusión si la ley obligatoria para los estados miembros es aplicable también a las compañías privadas. ¿Podría una empresa declarar que un asteroide es de su propiedad si es la primera que toca su superficie? Y si el derecho a poseer el cuerpo celeste es algo cuestionable, quién en este caso tendrá derecho a apropiarse de los minerales extraídos de él y del dinero que se obtenga de su venta? Son ‘detalles’ jurídicos que todavía están por resolver.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/economia/view/46359-Miner%C3%ADa-en-asteroides-de-qui%C3%A9n-ser%C3%A1n-ingresos
video

Al mismo tiempo, otra compañía emergente también de EE. UU., Moon Express, comunica que está interesada en explorar las riquezas minerales de la luna, empezando por los metales preciosos depositados en su superficie por los meteoritos.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/economia/view/46359-Miner%C3%ADa-en-asteroides-de-qui%C3%A9n-ser%C3%A1n-ingresos
Al mismo tiempo, otra compañía emergente también de EE. UU., Moon Express, comunica que está interesada en explorar las riquezas minerales de la luna, empezando por los metales preciosos depositados en su superficie por los meteoritos.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/economia/view/46359-Miner%C3%ADa-en-asteroides-de-qui%C3%A9n-ser%C3%A1n-ingresos









No hay comentarios:

Publicar un comentario