_____________________________________________

jueves, 28 de julio de 2011

ONDAS ALFVEN EN EL SOL


Los físicos solares propusieron la existencia de unas ondas de plasma magnético potente llamado ondas Alfvén hace muchos años, pero hasta la fecha no lograron realmente probar su formación. Ahora, un nuevo estudio identifica las formaciones con gran precisión.
El trabajo representa la primera vez que las potentes olas se encuentran en la corona solar, dicen los expertos. Agregan que se observó que el gas sobrecalentado llamado plasma dentro de estas estructuras se mueve a velocidades de más de 200-250 kilómetros por segundo.

Las investigaciones realizadas por el profesor Marcel Goossens del Centro para la Astrofísica del Plasma de Katholieke Universiteit Leuven (K.U.Leuven) emplearon el Observatorio de Dinámica Solar (SDO) de la NASA para llevar a cabo la nueva investigación.
Dada su velocidad, estas ondas podrían cubrir la distancia entre Lovaina (Flandes, Bélgica) y Nueva York en aproximadamente 30 segundos. La razón de por qué esto es importante es que el entendimiento de que estas ondas pueden borrar una serie de misterios que aún rodean la corona solar.

Por ejemplo, los físicos aún no saben con certeza por qué la corona es mucho más caliente que la superficie del Sol. Al mismo tiempo, sus modelos no pueden explicar realmente la muy alta velocidad de los vientos solares.
Las ondas Alfvén pueden compararse a las ondas transversales de los cables tensos, explica Goossens. "Uno puede imaginarse que las líneas de campo magnético son hilos tensos cargados con masa (plasma)", dice él a continuación.
"Si el cable se queda sin equilibrio y luego vuelve a obtenerlo, se crea un efecto de catapulta, el cable se moverá hacía atrás y hacia adelante por el poder de la tensión", explica el experto.

"Este movimiento lateral (transversal) corre a lo largo del cable como una onda. Estas ondas transversales se denominan ondas Alfvén cuando ocurren en las líneas de campo magnético cargadas con plasma", añade.
Las ondas son nombradas según el científico sueco Hannes Alfvén, quien propuso su existencia en 1942. No hubo ningún tipo de pruebas, ni tecnologías para obtenerlos disponibles en ese momento, por lo que todo el trabajo tuvo que hacerse teóricamente.
Aunque al principio la comunidad científica internacional fue renuente a aceptar el descubrimiento, más tarde reconoció la gran importancia del trabajo de Alfvén. El experto ganó un premio Nobel en 1970, en reconocimiento de sus estudios.

En la revista científica Nature aparecen los detalles de los nuevos descubrimientos acerca de la corona solar. La conclusión principal del trabajo es que las ondas Alfvén se mueven lo suficientemente rápido para calentar la corona y acelerar los vientos solares hasta llegar a sus velocidades observadas.

"No hay nada nuevo bajo el sol, pero cuantas cosas viejas hay que no conocemos". Ambrose Bierce


"End of transmission"



video

No hay comentarios:

Publicar un comentario