_____________________________________________

miércoles, 23 de mayo de 2012

PLANETA X : OCULTO EN EL BORDE DEL SISTEMA SOLAR

Tras Neptuno parece haber un objeto espacial de un tamaño considerable que podría ser el noveno planeta del Sistema Solar. Esta hipótesis fue planteada por el astrónomo del Observatorio Nacional de Brasil Rodney da Silva Gomes.
La idea se le ocurrió tras fijarse en unas anomalías en el comportamiento de los objetos que componen el cinturón de Kuiper, un área que consta de pequeños cuerpos celestes que rodean al Sistema Solar y que se depositaron allí después de su formación.
Según opina Gomes, las anomalías en el movimiento de estos pequeños cuerpos podrían explicarse por la existencia de un planeta que cambia sus órbitas con su gravitación. Llegó a esta conclusión al analizar las órbitas de 92 cuerpos del cinturón con la ayuda de un modelo informático. El análisis mostró que solo la presencia de un planeta explica las alargadas trayectorias de seis objetos del cinturón.
El astrónomo sugirió que el planeta probablemente se parece a Neptuno (una Súper-Tierra quizás). Además, es muy oscuro y su órbita se encuentra a una distancia de unos 225.000 millones de kilómetros del Sol (es decir, está 1.500 veces más lejos de la estrella que la Tierra). Se considera que hay solo ocho planetas que giran alrededor del Sol desde el momento en el que los científicos decidieron excluir a Plutón de la lista en 2006. Según la nueva clasificación, Plutón pertenece a la categoría de planetoides.
 
Esta no sería la primera vez que se reveló un planeta a través de sus efectos gravitacionales sobre otros cuerpos celestes. La existencia de Neptuno, la hipótesis del siglo XIX- mucho antes de que el gigante de gas se viera realmente a través de un telescopio en 1846 - fue debida a la forma en que fue perturbando la órbita de Urano.
Por otro lado, muchos astrónomos pasaron gran parte de la década de 1900 en busca de un planeta extrasolar, apodado el Planeta X, más allá de la órbita de Neptuno, porque creían que había anomalías en las órbitas de Neptuno y los otros gigantes gaseosos. "Pero resultó que la anomalía en la órbita de Neptuno fue el resultado de la mala observación". La búsqueda del Planeta X fue cancelada (aunque algunos teóricos de la conspiración creen que esto fue un encubrimiento de que el planeta Nibirú, está en curso de colisión con la Tierra.).

Existen varios tipos de planetas que podrían caber en las perturbaciones observadas en los cálculos de Gomes. Por ejemplo, un planeta del tamaño de Neptuno, cerca de cuatro veces más grande que la Tierra,  puede influir en los objetos anómalos en la forma observada. O bien, un planeta del tamaño de Marte con una órbita muy alargada - pero uno que siempre se mantuvo mucho más allá de la órbita de Plutón - podría producir resultados similares-. En cuanto a cómo llegó allí, el planeta podría haber nacido y expulsado de un lejano sistema estelar y más tarde capturado por la gravedad de nuestro Sol, dijo Gomes, o podría haberse formado cerca de nuestro sol y poco a poco fué empujado hacia afuera a través de interacciones gravitatorias con los otros planetas.

"Rodney Gomes está buscando activamente nuevas pruebas y espero con interés sus conclusiones" dijo  Douglas Hamilton, un astrónomo de la Universidad de Maryland. "Él ha tomado una tarea difícil, pero está enfocado correctamente, es sin duda un alto riesgo, pero la recompensa es alta."El descubrimiento de un nuevo planeta sería espectacular".

"Sorprendernos por algo es el primer paso de la mente hacia el descubrimiento". Louis Pasteur


"End of transmission"
 
video

No hay comentarios:

Publicar un comentario