_____________________________________________

viernes, 7 de octubre de 2011

EL PRINCIPIO DEL FIN: COMETA ELENIN

El cometa Elenin, que se iba a acercar a la Tierra en este mes y era muy popular entre los pregoneros del fin del mundo, debe de haberse desintegrado y no causará daño alguno a nuestro planeta, afirmó hoy Leonid Elenin, el astrónomo ruso que lo descubrió en diciembre de 2010.

El científico explicó que “el cometa debía de aparecer en las fotos del observatorio espacial SOHO pero no está”. “Es probable que se haya desintegrado y que veamos en Octubre, a través de telescopios terrestres, algunos fragmentos suyos que aún siguen la misma trayectoria”, dijo el científico, colaborador del Instituto ruso de Matemáticas Aplicadas Keldish.
Agregó que ese objeto celeste “no va a causar ningún daño a nuestro planeta, ni podía haberlo hecho”.

Elenin descubrió el cometa C/2010 X1, que más tarde recibió su nombre, en Diciembre de 2010, mientras examinaba las imágenes transmitidas de áreas cercanas a Júpiter por el observatorio automatizado ISON-NM.
Una cámara de la sonda STEREO-B de la NASA obtuvo en agosto pasado las primeras imágenes de ese cometa que, según las expectativas, se iba a acercar a la Tierra a una distancia mínima, de 34,9 millones de kilómetros, el próximo 16 de octubre.

El cometa Elenin se hizo muy popular entre los sectarios del fin del mundo que dieron una interpretación apocalíptica a su nombre: “Ele”, por las siglas en inglés de “extinction level event”, o “extinción total”, y “nin”, de "Nibiru in November", en alusión al mítico planeta Nibiru cuya aproximación a la Tierra provocaría supuestamente una catástrofe.

En el siglo pasado los cometas han sido las mejores fuentes de paranoia y superstición puesto que sus visitas están a menudo exageradas por los medios de comunicación. Halley, Kohoutek o Shoemaker-Levy 9, y Hale Bopp ofrecieron todos largos periodos de tiempo antes de su máxima aproximación, pero el cometa Hyakutake, llevó con tan sólo unas semanas después de su descubrimiento y resultó irrelevante para las sectas y los profetas del fin del mundo.

Una nova como una supernova, por otro lado, siempre aparecen completamente por sorpresa. Por lo que aún que la gran supernova de 1987 fue visible durante meses alcanzando la tercera magnitud, su aparición no provocó reacciones aparentes.

Por mucho que nos desagrade, la superstición y la paranoia se han instalado en el pensamiento popular. Desgraciadamente después de los increíbles avances científicos de las últimas décadas, las supersticiones permanecen y probablemente permanecerán para siempre.
La desaparición de cometas es un fenómeno frecuente. Astrónomos han registrado la desintegración de seis cometas en este último decenio, por no hablar ya de centenares de rasantes del Sol de la familia Kreutz.

"El nacimiento de la ciencia fue la muerte de la superstición". Thomas Henry Huxley



"End of transmission"

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario