_____________________________________________

jueves, 3 de febrero de 2011

TELESCOPIO INTERNACIONAL LOFAR

Los científicos europeos y sus colaboradores están emocionados por el hecho de que el más grande observatorio de radio en el mundo acaba de ser inaugurado, y ya tomó sus primeras imágenes. La matriz del telescopio radio tiene una anchura de casi de 1.000 kilómetros, y cuenta con antenas en una variedad de lugares en toda Europa.

El Telescopio Internacional LOFAR (Matriz de Baja Frecuencia para la Radioastronomía) finalmente ha conectado algunas de sus estaciones de investigación, y logró utilizar estas capacidades asombrosas para tomar imágenes increíbles de las estructuras cósmicas distantes.
Mientras estaban utilizando el observatorio este mes, los investigadores pudieron recopilar una interesante imagen de un agujero negro activo en el centro de una galaxia distante. El objeto, llamado quasar, se llama 3C196.

A pesar de la enorme distancia entre la estructura y la Tierra, el telescopio fue capaz de tomar una imagen sorprendentemente clara con una resolución alta. Toda la matriz fue creada de tal manera para que pueda inspeccionar todo el cielo en las frecuencias de radio más bajas que son accesibles desde la superficie.

El Observatorio Chilbolton de Hampshire también fue usado como un componente de LOFAR, y también como su estación más occidental. "Este es un acontecimiento muy significativo para el proyecto LOFAR y una gran demostración de lo que contribuye el Reino Unido", explica el experto Derek McKay-Bukowski.
Él también es el líder de proyecto STFC/SEPnet en LOFAR Chilbolton. "Las nuevas imágenes son tres veces más nítidas de lo que ha sido previamente posible con LOFAR", va a decir el funcionario.

"LOFAR funciona como una lente gigante para acercar – cuánto más radiotelescopios añadimos, y cuanto más lejos son entre sí, mejor será la resolución y la sensibilidad," explica McKay-Bukowski.
"Esto significa que podemos ver objetos más pequeños y más pálidos en el cielo que nos ayudarán a responder a preguntas interesantes sobre las cosmología y la astrofísica".
El profesor Rob Fender de la Universidad de Southampton, el líder de LOFAR del Reino Unido, dice que la instalación internacional logró combinar juntas informaciones desde las estaciones de los Países Bajos, Francia, Alemania y el Reino Unido.
Las señales "han sido combinadas con éxito en el superordenador LOFAR BlueGene/P en los Países Bajos. La conexión entre el telescopio de Chilbolton y el superordenador requiere una velocidad de Internet de 10 gigabits por segundo”, explica Fender.

"Hacer que esa conexión funcione sin problemas fue una gran hazaña que requirió una colaboración estrecha entre STFC, la industria, las universidades de todo el país y nuestros socios internacionales", concluye el experto.

"Todo es resultado de un esfuerzo. Sólo se aguanta una civilización si muchos aportan su colaboración al esfuerzo". José Ortega y Gasset


"End of transmission"

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario