_____________________________________________

lunes, 5 de octubre de 2009

AQUARIUS Y SATELITE SAC-D



En el área de la Tecnología Espacial, INVAP es la única empresa argentina calificada por la NASA para la realización de proyectos espaciales, y como tal ha demostrado su capacidad para el diseño, construcción, ensayo y operación de satélites.
INVAP informa sobre las caracteristicas de su satelite SAC-D:
El éxito y la confiabilidad de la plataforma argentina SAC, probada por el SAC-C, puede medirse por un hecho: En 2010 la NASA piensa poner a bordo del próximo satélite de la serie, o SAC-D un instrumento sumamente complejo denominado Aquarius. La participación de NASA es del orden del los 175 millones dólares, e incluye al Instrumento Aquarius, el vehículo lanzador Delta-II, el segmento terreno de Aquarius y 3 años de operación del mismo.
El Aquarius medirá propiedades de todos los océanos por primera vez en escala global. Se trata de un sensor de microondas de baja resolución –íntegramente diseñado y construido en los EEUU- que puede estudiar enormes regiones de superficie marina, y mapear sus variaciones de salinidad y la rugosidad de su oleaje. Tal será el principal detector del futuro SAC-D. Pero los Estados Unidos y la Argentina emplearán esta información con fines probablemente distintos.

El radiómetro Aquarius capta radiaciones de microondas emitidas por la superficie marina y terrestre.
En los Estados Unidos, los mapas de salinidad superficial de los océanos se usarán seguramente para una comprensión más amplia del funcionamiento de la maquinaria del clima mundial. Para la NASA, Aquarius es un instrumento de ciencia básica, de utilidad académica.
Para la Argentina, en cambio, podría ser un instrumento mas aplicado a lo productivo: la salinidad en el Mar Argentino suele dar algunos buenos indicios de la ubicación de ciertas especies de valor pesquero. Pero además, el SAC-D llevará instrumentos que pueden medir la humedad almacenada en suelos de producción, y así, cruzando datos de otros orígenes, permitir una predicción de cosechas de mayor precisión.

Además del instrumento Aquarius, el SAC-D albergará sensores ópticos y otros instrumentos de utilidad también muy inmediata para la economía Argentina: ya se ha establecido que a bordo habrá una cámara sensible a cuatro bandas del infrarrojo, capaz de medir temperaturas en el suelo y dar –entre otros servicios- mapas predictivos sobre riesgo de incendio, según convenios establecidos entre la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) y el Plan Nacional de Manejo del Fuego (PNMF).
Esta última institución ya lleva varios años recibiendo información sobre “hot points” de la cámara noctura HSTC del satélite SAC-C, y a fecha de hoy confirma que el 90% de las detecciones del satélite han sido positivas. El SAC-D le permitirá al PNMF y a la CONAE continuar una exitosa recolección de datos, orientada a la construcción de Sistemas de Información Geográficos, software complejo con capacidad de predecir eventos de fuego en todo el país.
En lo tecnológico, el SAC-D constituye un importante avance en complejidad para INVAP. Se trata de su primer satélite realmente grande (pesará más de una tonelada), y el hecho de que la NASA lo haya seleccionado para llevar a bordo un valioso instrumento de ellos marca un hito en el reconocimiento de nuestra adultez en el área espacial.

Nos sentimos orgullosos de tener muy buenos equipos de trabajo tanto en el INVAP como en la CONAE, seguimos adelante en esta aventura espacial desde Argentina.
"End of transmission"

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario