_____________________________________________

viernes, 22 de noviembre de 2013

EL LEGADO DE CAMELOT SIGUE VIGENTE



Hoy hace 50 años moría asesinado John F. Kennedy. Recuerdo que al salir de mi segundo grado de la escuela primaria, mi madre me comentó la noticia con lágrimas en sus ojos. Ella como casi todas las madres que recogían a sus hijos ese día escolar estaban muy compungidas con la terrible noticia, ya que para todos nosotros era el líder indiscutido de Occidente, inspirador de la libertad del individuo, los derechos civiles y la carrera espacial.

Anteriormente el 12 de setiembre de 1962, el presidente Kennedy daba un discurso en la Universidad Rice sobre el Esfuerzo Espacial Nacional de su país. Reflexionaba así: “¿Pero por qué - algunos dicen - la Luna? ¿Por qué elegir esto como nuestra meta? Y ellos muy bien podrían preguntar ¿por qué escalar la montaña más alta? ¿Y por qué - 35 años atrás - volar a través de el Atlántico?.Y respondía: “Nosotros elegimos ir a la Luna. Nosotros elegimos ir a la Luna y hacer las otras cosas, no porque son fáciles, sino porque son difíciles”.  



En materia espacial, el mayor especialista de los Estados Unidos era sin duda Wernher von Braun. Por lo que ahora el espacio estaba abierto a los estadounidenses, y según su presidente, el entusiasmo de ellos para compartir su significado no estaba gobernado por los esfuerzos de otros. Decía que los Estados Unidos iban al espacio porque las personas libres debían participar completamente de lo que sea que la Humanidad deba realizar.
Por tanto, Kennedy pidió al Congreso, por encima y además de los aumentos que él mismo anteriormente había pedido para las actividades espaciales, que proveyese los fondos que se necesitaban para alcanzar determinadas metas nacionales. Y en primer lugar, Kennedy creía que su nación debía comprometerse a conseguir la meta, antes de que terminase esa década, de aterrizar una persona en la Luna y retornarlo de vuelta con seguridad a la Tierra. “Pero en un sentido muy real, no será solo una persona yendo a la Luna” concluyó en un Mensaje Especial al Congreso de su país en Washington, D. C., sobre Necesidades Nacionales Urgentes, sino que “será una nación entera, porque todos nosotros deberemos trabajar para colocarlo allá.” Así nació, el 25 de mayo de 1961, el programa lunar Apollo.

Para mi en esos años todo me parecía muy de ciencia ficción, pero como decía uno de mis mentores el Dr. Carl Sagan, a mi también la ciencia ficción me llevó a la ciencia. Hoy desde este humilde lugar deseo hacer un homenaje a ese mito que sigue vivo,
John F. Kennedy.


"La exploración del espacio continuará adelante, nos unamos a ella o no, y es una de las grandes aventuras de todos los tiempos, y ninguna nación que espere ser la líder de otras naciones puede esperar a quedarse detrás en esta carrera por el espacio." J.F.K.

"End of transmission".


video








No hay comentarios:

Publicar un comentario