_____________________________________________

miércoles, 12 de enero de 2011

TORMENTAS DE ANTIMATERIA EN LA TIERRA

El telescopio espacial Fermi de la NASA ha descubierto que las tormentas de la Tierra lanzan al espacio haces de antimateria. Estas partículas, que funcionan como la imagen ante el espejo de la materia -por ejemplo, un antielectrón, también conocido como positrón, no es más que un electrón con carga positiva- y que los científicos creen que ayudaron a formar el Universo tal y como lo conocemos, se originan en un destello de rayos gamma, una breve explosión que parece estar relacionada con los relámpagos. Los científicos estiman que se producen unos 500 estallidos como estos cada día, pero la mayoría no son detectados.
El hallazgo ha sido presentado durante la reunión de la Sociedad Astronómica Americana en Seattle y será publicado en la revista Geophysical Research Letters.

«Estas señales son la primera evidencia directa de que las tormentas crean haces de partículas de antimateria», explica Michael Briggs, miembro del equipo del Monitor de Estallidos de Rayos Gamma de Fermi en la Universidad de Alabama en Huntsville.

El telescopio está diseñado para seguir los rayos gamma, la forma de luz de mayor energía. Cuando la antimateria colisiona con una partícula de materia normal, ambas partículas inmediatamente se aniquilan y se transforman en rayos gamma. El detector del Fermi ha encontrado rayos de este tipo con energías de 511.000 electronvoltios, una señal que indica que un electrón ha encontrado a su homólogo en la antimateria, el positrón.

Fermi vigila constantemente todo el cielo. «En órbita durante menos de tres años ha demostrado ser una asombrosa herramienta para estudiar el Universo», apunta Ilana Harrus, investigadora del programa Fermi en las oficinas centrales de la NASA en Washington. «Ahora sabemos que también puede ser clave en misterios que están mucho más cerca de casa».


En la mayoría de los destellos de rayos gamma observados, la nave permanecía situada justo por encima de la tormenta, pero en cuatro casos se encontraba bastante lejos, a muchos kilómetros de distancia de los rayos. Por ejemplo, durante uno de estos casos, ocurrido el 14 de diciembre de 2009, Fermi se situaba en órbita sobre Egipto. Sin embargo, la tormenta activa azotaba Zambia, a unos 4.500 kilómetros al sur. «Aunque Fermi no podía ver la tormenta, la nave estaba magnéticamente conectada a la misma», explica Joseph Dwyer, del Instituto Tecnológico en Melbourne, Florida.

La detección de positrones demuestra que muchas partículas de alta energía son expulsadas desde la atmósfera. De hecho, los científicos creen que todos los rayos gamma emiten haces de electrones y positrones. Sin embargo, «aún tenemos que descubrir qué es lo que hace que estas tormentas sean especiales y qué papel desempeñan los rayos en el proceso», reconoce Steven Cummer, de la Universidad de Duke.

La antimateria puede explicarse como la imagen ante el espejo de la materia. Por ejemplo, un átomo de antihidrógeno -que los científicos ya han conseguido capturar- tendría las mismas propiedades y componentes que uno de hidrógeno, pero con la carga eléctrica opuesta. Cuando la materia y la antimateria entran en contacto se aniquilan mutuamente, un proceso que los científicos creen ocurrió instantes después del Big Bang y que ayudó a formar el Universo tal y como lo conocemos. En ese momento, prevaleció la materia y sólo quedó una pequeñísima parte de antimateria en el Cosmos, muy difícil de detectar y más aún de capturar.

"El microscopio empieza donde el telescopio termina". Victor Hugo

"End of transmission"


video

1 comentario:

  1. Estimado Alfredo
    Interesantisimo.
    Sabes, desde mi molesto lugar, te comento que he leido en profundidad un milenario libro el Tao te Quing (Lao Tse), fue el primer libro que conosco que habla de materia y antimateria, el yn y el yang. Todo esto desmembrado a partir del pensamiento y la filosofía oriental. Desde mi humilde razonamiento terrenal, con todo respeto a los investigadores, y sin animo de herir a la ciencia, veo como con la ciencia y la tecnología se demuestran la veracidad de los razonamientos lógicos a los que se arribó en esa época.
    No puedo evitar pensar que hubieran hecho estos pensadores si en lugar de solo su intuición y razonamiento, hubieran tenido la tecnología actual.
    No puedo evitar pensar tambien en escritores como Julio Verne y sus obras maestras, que sirvieron de apoyo y disparador a la ciencia.
    Muchas gracias por tu aporte, y por favor disculpe mi osadía en este humilde comentario.
    Santiago Quiñones.

    ResponderEliminar